La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) publicó el 27 de abril el documento ‘Recomendaciones de SEIMC sobre el uso de las pruebas de detección de anticuerpos’, donde se afirma que, para la detección de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 en profesionales sanitarios o sociosanitarios, los métodos automatizados de ELISA o CLIA son más adecuados que los inmunocromatográficos como el que se está empleando en el estudio de la Dirección General de Salud Púbica.

Con este argumento, el Sindicato Asambleario de Sanidad de Madrid (SAS) ha difundido una carta abierta dirigida al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la que reclama evaluar el estado serológico de los trabajadores sanitarios “por métodos sensibles, específicos, cuantitativos y automatizados”, como las pruebas a ELISA (Enzima-Inmunoensayo) o CLIA (Quimio-luminiscencia), en lugar de test rápidos.

En la misma línea, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha emitido el informe ‘Diagnóstico microbiológico de la infección por coronavirus SARS-CoV-2 y su enfermedad, COVID-19′. En el mismo, también se reclama conocer de forma prioritaria el estado de los profesionales de la salud y otros grupos especialmente sensibles por su relación con la enfermedad, mientras la capacidad de realizar pruebas diagnósticas no cubra ampliamente todas las necesidades de atención sanitaria y de salud pública.

Por ello, también se expone la pertinencia de recurrir a la detección de RNA viral mediante RT- PCR (Reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa) como único método diagnóstico válido para la fase inicial de la enfermedad, y a ELISA o CLIA  como técnicas de referencia en la actualidad para la detección de anticuerpos IgG. “No recomendamos ningún otro método o prueba, ya que sus resultados no servirían para tomar decisiones clínicas”, insisten.

Por su parte, desde el SAS  constatan que “ya están disponibles comercialmente en España los reactivos de ELISA y CLIA y la gran mayoría de los hospitales de la Comunidad de Madrid disponen de la instrumentación necesaria para automatizar las de este tipo de técnicas”.

Por último, proponen que para un mejor conocimiento de la dinámica de los anticuerpos generados en la infección causada por el virus SARS-CoV-2, los sueros de aquellos profesionales cuya muestra haya sido obtenida mediante venopunción sean conservados para su posterior evaluación mediante metodología ELISA o CLIA y que se plantee un estudio de seguimiento de una muestra de la población incluida.