En la última reunión del Consejo de Salud de Cataluña, que se ha celebrado doce meses después de la última convocatoria,  a pesar de que el régimen de funcionamiento del citado órgano reconoce que debe realizarse cada seis meses, Jordi Cruz, presidente del Sindicato Médico catalán (MC), ha demandado al departamento de Salud del Ejecutivo autónomo información sobre los planes que tiene para las Urgencias, más bien los avances que se llevan a cabo, y la Atención Primaria (AP).

En el encuentro, la consejería de Salud de Cataluña,  Alba Vergés, estuvo representada por el director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), Adrià Comella, y la secretaria de Atención Sanitaria y Participación, Carmen Bertral, quienes dieron a conocer los informes de gestión de cada área, al tiempo que hicieron hincapié, a su juicio, en los grandes hitos del Departamento como el decreto de  prescripción enfermera y el Foro de Diálogo Profesional que celebrará su tercera reunión en noviembre.

La satisfacción y el optimismo mostrado desde la Administración sanitaria de Cataluña no fue compartida por el Sindicato Médico quien mostró su preocupación por la escasa información que les ofrecen sobre los avances de dos proyectos de “gran calado asistencial” que dieron comienzo en el anterior mandato y sobre los cuales Salud se comprometió a llevar a cabo, ya que se había alcanzado el consenso con todos los actores del sistema: el Plan nacional de urgencias de Cataluña (PLANUC) y la Estrategia nacional de atención primaria y salud comunitaria (ENAPISC).  En este sentido, la central médica catalana ha solicitado una monitorización de ambos planes para evaluar los progresos que se han hecho hasta ahora.

Jordi Cruz también ha demandado que el Consejo de Salud de Cataluña sea el órgano central de participación comunitaria del sistema sanitario público y que inste a los grupos políticos del Parlamento a aprobar los presupuestos del Ejecutivo catalán para el año 2020. “Ni la ciudadanía ni los profesionales se merecen que se pierdan 2.500 millones de euros que se destinarían a reforzar los servicios públicos y sociales del país”, ha remarcado el presidente de MC. La propuesta ha sido aceptada por todos los miembros del Consejo de Salud.

Por otro lado, en referencia a la demanda que el gobierno central ha hecho a los departamentos de Economía y Salud para reducir el gasto en medicamentos y productos sanitarios, la consejera Alba Vergés ha adelantado que no los habrá.

Contra las pseudociencias

Jorge Soler, portavoz sanitario de Ciudadanos en el Parlamento catalán, ha logrado el voto unánime de todos los grupos en la Comisión de Salud para llevar a cabo un plan informativo que permita a todos los ciudadanos conocer los peligros que conllevan las  pseudoterapias, así como a sus promotores.

Soler aseguró que “hay embaucadores que llegan a afirmar, sin rubor, que pueden erradicar la malaria en tan solo unas horas y que tomar un vaso de orina por las mañanas es bueno”. “Queremos que nadie dude del sistema sanitario, de la  efectividad de las vacunas,  queremos una sociedad informada, no engañada y que este tipo de farsantes no tengan cabida dentro del sistema”, remachó.