El Sindicato Médico de la Comunidad Foral de Navarra (SMN) ha anunciado que va  recurrir en los próximos días el Decreto Foral 103/2017, por el que se regula el uso del euskera en las administraciones públicas de Navarra, sus organismos públicos y entidades de derecho público dependientes.

La organización que aglutina al mayor número de facultativos de Navarra ha explicado en un comunicado que el recurso tendrá lugar, “en base a las alegaciones que ya presentó esta central médica ante la administración en febrero y noviembre de este año”. La organización profesional destaca algunos puntos de la nueva ley como especialmente “dañinos” para el colectivo médico.

Entre estos aspectos, el SMN  censura que, en cuanto al requisito del uso del euskera en vacantes o plazas a ocupar, la administración podrá actuar “de manera arbitraria” en cada una de las convocatorias de empleo público que se realicen, “generando una gran inseguridad jurídica”.

Desde la central médica hacen especial hincapié a la hora de señalar que para ellos es un grave error que para aquellos facultativos que opositen a plazas vacantes en zonas vascófonas, “se valore más el conocimiento del euskera que la propia especialidad de medicina”, ya que la especialidad puntúa con seis puntos y el euskera, con 8,97. Casi igual que especialidad médica con tesis doctoral, que puntúa nueve puntos (seis de la especialidad y tres de la tesis).

“Todo ello va en contra de los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad, que son los pilares básicos para garantizar la mejor calidad de atención médica a toda la población navarra”, manifiestan desde el sindicato.