El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha denunciado nuevamente la inclusión de los MIR en los servicios mínimos, a pesar de las sentencias logradas en primera instancia, dando la razón a la postura del SMN y de la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Desde la central quieren también agradecer a los facultativos que han apoyado las movilizaciones, así como a la población de la  Comunidad foral de Navarra por su actitud respetuosa y comprensiva ante el conflicto. Del mismo modo, agradecen a los compañeros que no han podido apoyar la huelga debido a los servicios mínimos abusivos impuestos, así como su improvisada e irracional aplicación.

En cuanto a la legitimidad de las asambleas de facultativos para decidir sobre las acciones de protesta, puesta en duda en algunos medios de comunicación, recordar que detrás de esa decisión está el Sindicato Médico de Navarra, con potestad para convocar una huelga y con la representatividad entre el colectivo de médicos que le conceden los resultados obtenidos en las últimas elecciones sindicales en Salud.

Desde el comienzo de este conflicto el Sindicato Médico ha querido hacer partícipes de las estrategias a los facultativos reunidos en asambleas, reuniones abiertas donde todos los que lo deseen pueden opinar y decidir.

La huelga realizada la pasada semana es el fiel reflejo del estado de malestar de los facultativos por la falta de soluciones reales y posibilistas presentadas por el actual Gobierno de Navarra, y es un toque de atención que se da a los gestores para que pongan encima de la mesa algo más que buenas palabras y promesas a futuro.

Desde la central médica navarra denuncian las molestias que han podido provocar entre la ciudadanía durante estos días de protesta, sin embargo, piensan que son del todo necesaria porque los facultativos están en una situación límite y deben decir “ya basta”, para evitar que la asistencia a los pacientes continúe deteriorándose.

Mientras, desde el Gobierno de Chivite manifiestan su disposición a continuar hablando para llegar a acuerdos con el colectivo médico para solucionar el conflicto. “Hemos puesto encima de la mesa cuestiones interesantes de flexibilización de jornada, de más tiempo para tratar a los pacientes en cada una de las citas, de mejorar las retribuciones variables…”, ha dicho. A su juicio, después de que el Gobierno haya puesto distintas propuestas sobre la mesa, “debiera haber voluntad de llegar a acuerdos, que en estos momentos no estamos viendo”.