Existen muchas creencias en torno al uso trabajo con pantallas y su influencia en vista. Ante los mismos, se ha pronunciado la Sociedad Española de Oftalmología. El objetivo es evitar alarmas innecesarias entre la población. También el desmentir datos no contrastados y sin evidencia científica.

En este sentido, destacan que según su evidencia no se ha demostrado que tres meses de trabajo con pantallas o empleando libros incremente la graduación en población normal. Todo ello siempre y cuando el trabajo se realice en buenas condiciones de iluminación.

Tampoco se ha demostrado que los ordenadores ni otro tipo de dispositivo con  pantallas, emitan radiaciones luminosas ni de ningún otro tipo que lesionen el ojo. Es por ello que los oftalmólogos advierten que los filtros no son necesarios.

Recomendaciones del trabajo con pantallas

Por otra parte, el empleo de pantallas de visualización sirve para comparar nuestra visión con la visión de los que nos rodean. Desde esta perspectiva, ayudan a descubrir alteraciones de graduación ya existentes.

Una recomendación real es a la hora de evitar el ojo seco. Sí que está comprobado que las pantallas producen ojo seco al disminuir la frecuencia y calidad del parpadeo. Por ello es importante llevar la corrección óptica adecuada, para evitar sufrir molestias como dolores de cabeza y ojos rojos.