Nuevos datos de un estudio de vida real muestran que afatinib seguido de osimertinib proporcionó una mediana de supervivencia global de hasta casi cuatro años (45,7 meses) en pacientes con cáncer de pulmón EGFR mutado (Del19 y T790M positivos). Así lo han dado a conocer desde Boehringer Ingelheim, explicando que estos datos se han obtenido de un análisis actualizado del estudio observacional GioTag y se han publicado en la revista científica Future Oncology.

Hasta ahora, solo se disponían de tasas de supervivencia global a los 2 años y a los 2,5 años del estudio GioTag. Este nuevo análisis, evalúa los datos actualizados de un subgrupo de pacientes con registros de salud electrónicos disponibles en EE. UU. En concreto, estos nuevos datos suponen que tras una mediana de tiempo de seguimiento de 30,3 meses, la mediana de supervivencia global fue de casi tres años y medio (41,3 meses) en pacientes con carcinoma pulmonar no microcítico (CPNM) portadores de la mutación T790M adquirida y tratados en un entorno clínico real; y la tasa de SG actualizada a los dos años fue del 80 por ciento.

En palabras de Maximilian J. Hochmair, neumólogo del servicio de medicina interna y neumología de Krankenhaus Nord, Klinik Floridsdorf, e investigador coordinador del estudio, “como muchos pacientes con este tipo de cáncer de pulmón acaban adquiriendo resistencia a los ITC del EGFR, es importante tener en cuenta el orden de administración de estas terapias para ofrecer a los pacientes las máximas opciones de tratamiento en el futuro. Los hallazgos actualizados del estudio GioTag aportan datos que muestran que el afatinib seguido de osimertinib es una opción terapéutica secuencial viable para pacientes con CPNM con el receptor del factor de crecimiento epidérmico mutado (EGFR M+)”.

Tumores positivos para la mutación

Otro de los datos destacados de este estudio es que la superviviencia global es particularmente prometedora en pacientes con tumores positivos para la mutación Del19 al inicio del tratamiento con afatinib.

Tal y como se observó en el estudio, en estos pacientes, la mediana de la supervivencia global fue de 45,7 meses y la tasa de supervivencia global a los dos años fue del 82 por ciento. La mediana de tiempo en tratamiento con afatinib y osimertinib secuenciales fue de 28,1 meses en global, y de 30,6 meses en los pacientes con tumores positivos para la Del19.

De esta forma, Victoria Zazulina, vicepresidenta corporativa y jefa global de oncología y medicina de Boehringer Ingelheim, concluía que: “El desarrollo clínico continuo de los nuevos inhibidores de la tirosina-cinasa (ITC) del EGFR ofrece opciones de tratamiento adicionales a pacientes con CPNM EGFR M+ y plantea preguntas sobre cuál es la secuencia óptima. Dado que hasta el momento no se dispone de opciones de tratamiento dirigido establecidas después del fracaso del osimertinib, existen razones para valorar la administración de osimertinib en segunda línea, después de los ITC del EGFR de segunda generación. Los datos de la vida real del estudio GioTag respaldan el razonamiento del uso secuencial de afatinib y osimertinib en pacientes con CPNM EGFR M+ con la mutación Del19”.