El Tribunal Supremo ha condenado al Servicio Vasco de Salud-Osakidetza por contratar a una trabajadora de forma fraudulenta, durante más de una década, con lo cual se crea un precedente. Así lo afirma  ELA-STV, el sindicato mayoritario en la Sanidad vasca. La central entiende que el Alto Tribunal les ha dado la razón en sus críticas a la Sanidad vasca “por abusar del uso de la temporalidad”.

Desde ELA-STV censuran con vehemencia a la dirección de Osakidetza porque las contrataciones temporales, lejos de ser una excepcionalidad, “se repiten con excesiva frecuencia”. Por ello, desde el sindicato vasco han venido denunciando sistemáticamente a lo largo del tiempo el abuso del empleo temporal que se lleva a cabo en el Servicio Vasco de Salud, lo que conlleva numerosos casos de contratación fraudulenta, “fraude, entienden, que necesariamente debe de tener alguna consecuencia”, recalcan a EL MÉDICO fuentes de ELA.

Esther Saavedra, responsable de la central en Osakidetza, sostiene, tras darse a conocer la sentencia que el Alto Tribunal avala su postura, “que la Sanidad vasca utiliza contratos temporales para otros fines distintos de aquellos a los que tales contratos deben responder”.

La portavoz de Sanidad de ELA ha censurado con dureza la política de contratación del Servicio Vasco de Salud. “En nuestra Sanidad, la eventualidad y la temporalidad son sistemáticas. Es normal la contratación temporal por causas coyunturales, cuando en realidad las personas contratadas deben realizar labores habituales en puestos que, en realidad, son estructurales. Ahora el Tribunal Supremo ha declarado fraudulenta esa práctica”, ha recalcado.

Desde el sindicato vasco, la sentencia tendrá consecuencias para el Servicio Vasco de Salud , ya que le llevará a regular de forma óptima la contratación. “La apuesta de Osakidetza  por la precariedad laboral es evidente. De hecho, actualmente hay más de 15.000 personas contratadas temporalmente, lo que supone casi un 40% de la plantilla”, explican desde ELA.

En este sentido, Saavedra considera que no se trata de un problema de límites legales, sino de que Osakidetza “ha mostrado una voluntad política clara de mantener una alta tasa de temporalidad para poder privatizar servicios en cualquier momento. Por ello, a Osakidetza le ha sido tan fácil destruir 3.000 puestos de trabajo”, ha remarcado

El sindicato alerta de que continuará usando todas la herramientas a su disposición para lograr un modelo basado en la estabilidad de las plantillas que pongan fin a la precariedad existentes actualmente. “Solo de este modo se podrá construir un sistema sanitario publico y de calidad para nuestra propia sociedad”, sentencian desde ELA.

Admitidos 316 opositores afectados por las filtraciones de la OPE

Por otro lado, el consejero de Salud del País Vasco, Jon Darpón, en su última comparecencia para dar explicaciones en torno a las irregularidades denunciadas en la Oferta Pública de Empleo (OPE) del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza),  ha desgranado las medidas que se van a tomar al respecto tras la investigación que el Gobierno vasco realizó, que ha visto irregularidades en cinco exámenes de tres categorías. Una de las iniciativas será admitir a 316 opositores afectados.

En la Comisión de Sanidad, Darpón ha vuelto con la misma explicación sobre el supuesto fraude: “No hay suficientes pruebas”. Sin embargo, los grupos parlamentarios de la oposición le han criticado que han quedado suficientemente demostradas las irregularidades, como que “algunas personas que realizaron el examen eran miembros del tribunal” y que, ante ellas, el Gobierno vasco “no ha hecho nada” y “ha preferido dar carpetazo”.

La portavoz del PP vasco, Laura Garrido, ha trasladado el apoyo a todos los opositores afectados “que han visto sus expectativas de futuro frustradas” y ha avisado al consejero “que están dando una sensación de impunidad” con estos hechos, que, a su juicio,  “no son meras suposiciones, sino que están constatados”.

Por su parte, la parlamentaria de Podemos, Cristina Macazaga, se ha mantenido en la misma línea. “Están llenos de pruebas e indicios suficientes para tirar del hilo y han preferido dar carpetazo”. Asimismo, ha señalado que repetir el examen “no puede ser la única consecuencia a unas filtraciones” y ha asegurado que a los opositores se les ha hecho pagar el examen “cuando ya estaban designadas las plazas antes de la OPE”.

Rebeka Ubera, de EH Bildu, ha señalado que la estrategia del Gobierno “ha sido negar lo que ha pasado hasta creerse sus propias mentiras”. “Hay muchas razones para invalidar esa OPE. Hay muchos elementos para hacerlo”, le ha trasladado a Darpón.

Transparencia de Osakidetza

Mientras, el consejero de Salud,  Jon Darpón, junto a la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, el director de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto, y el director de Asistencia Sanitaria, Andoni Arcelaydurante sus intervenciones en la Comisión de Sanidad, han insistido en que se ha actuado con transparencia y celeridad para tomar las decisiones oportunas con el fin de culminar el proceso.

En esa línea, han insistido en señalar  que el objetivo ahora es culminar esta OPE “garantizando a todos los opositores la participación en condiciones de igualdad e intentar mejorar el sistema para futuros procesos de selección de personal”.