Un nuevo trabajo expuesto por el grupo hospitalario Quirónsalud Alicante demuestra que, a través de la monitorización remota, el uso continuado de sacubitrilo-valsartán, disminuyen las arritmias ventriculares malignas y, por tanto, las descargas de los desfibriladores.

En concreto, este trabajo se ha centrado en pacientes ambulatorios asistidos con el seguimiento de la monitorización, con el objetivo de disminuir las arritmias ventriculares malignas y mejorar la fuerza del corazón.

De esta forma, la investigación ha tenido un seguimiento de año y medio. Durante el mismo, se ha comprobado que, tras el inicio del nuevo fármaco, se producía un descenso de las arritmias ventriculares malignas y los choques eléctricos de los desfibriladores, algo que explica el descenso de la muerte súbita que provoca este medicamento También se ha constatado una mejoría de la fuerza del corazón, algo corroborado en estudios posteriores como el ‘PROVE-HF’.

Una revolución del tratamiento

Por otra parte, Luís González, jefe de la unidad de Cardiología Integral y uno de los investigadores del proyecto , insiste en que esta combinación de sacubitrilo-valsartán está “revolucionando” el tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardiaca, mejorando sus síntomas y la fuerza de su corazón y disminuyendo la muerte súbita. De hecho, algunos pacientes están logrando salir de la lista de trasplante cardiaco.

Cabe tener en cuenta que el tratamiento está indicado en pacientes con insuficiencia cardiaca y fracción de eyección del ventrículo izquierdo igual o inferior al 50 por ciento, que persisten sintomáticos. El estudio se ha realizado gracias a la monitorización domiciliaria continúa de los desfibriladores automáticos implantables y resincronizadores cardiacos.

De hecho, es “el primer fármaco en décadas que aporta una mejoría en la supervivencia de los pacientes con insuficiencia cardiaca”, insiste el especialista En definitiva, la reducción de la mortalidad cuando se usa sacubitrilo-valsartán está “fuertemente asociada” con una modificación del riesgo de la insuficiencia cardíaca y a la aparición de potenciales arritmias letales.