El uso de opioides, particularmente en dosis altas, puede causar sordera, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) y publicado en ‘The Journal of Medical Toxicology’.

En el trabajo se revisaron los registros del New Jersey Poison Control Center, con sede en la Escuela de Medicina de Rutgers Nueva Jersey, de 1999 a 2018 para determinar la asociación entre el uso de opioides y los grados de pérdida auditiva.

Los investigadores identificaron a 41 personas con exposición a opioides que experimentaron pérdida de audición total o parcial o tinnitus, probablemente causado por toxicidad en el oído. Asimismo, más de la mitad había consumido heroína, seguida de oxicodona, metadona y tramadol, y el 88 por ciento tuvo solo una exposición conocida.

La mayoría de las personas informaron que la afección afectaba a ambos oídos. Doce personas experimentaron sordera, quince pérdida parcial o total de la agudeza auditiva, diez tinnitus y cuatro una combinación de síntomas. Si bien algunas personas pueden recuperar la audición, el 21 por ciento de los que informaron la afección no mejoraron la audición cuando se les dió el alta hospitalaria.

«Aunque el estudio encontró un vínculo con la heroína, la toxicidad para el oído pueden producirla todos los opioides. Este estudio respalda lo que se ha encontrado en estudios experimentales, que es que cualquier opioide puede causar pérdida de audición», concluyen los expertos.