Las mujeres embarazadas con COVID-19 son más propensas a tener complicaciones en el embarazo y el parto en comparación con las que no las tienen, según una investigación publicada en la revista de acceso abierto ‘PLOS Medicine’.

El estudio analiza la hospitalización de los partos en Francia durante los primeros seis meses de la pandemia y sugiere que la vacunación puede ser útil para proteger a las mujeres y a sus bebés, especialmente en el caso de las mujeres con mayor riesgo de desarrollar infecciones graves por COVID-19.

La investigadora Sylvie Epelboin y sus colegas de la Universidad de París analizaron los datos de las hospitalizaciones por nacimiento después de 22 semanas de gestación en Francia entre enero y junio de 2020.

Mayor frecuencia de ingresos en la UCI

Las mujeres del grupo con COVID-19 tenían más probabilidades de ser mayores, padecer obesidad, estar embarazadas de más de un bebé o tener antecedentes de hipertensión arterial, en comparación con las que no la padecían.

Las mujeres con COVID-19 tenían una mayor frecuencia de ingresos en la UCI; de muerte; de preeclampsia y eclampsia; de hipertensión gestacional; de hemorragia antes o después del parto; de parto espontáneo o inducido muy prematuro; y de cesárea. Las tasas de interrupción del embarazo, mortinatos, diabetes gestacional, placenta previa, desprendimiento de la placenta y coágulos sanguíneos no aumentaron.

Conocer estas complicaciones es importante para que los profesionales sanitarios apoyen a las mujeres embarazadas y les proporcionen la mejor atención. Los autores creen que, aunque no se puede establecer la causalidad en este estudio, la vacunación para proteger a las mujeres embarazadas del COVID-19 puede ser útil, sobre todo para las que se encuentran en grupos de

"En comparación con el grupo sin COVID-19, las mujeres del grupo COVID-19 se asociaron a una mayor frecuencia de ingreso en la UCI, mortalidad, preeclampsia/eclampsia, hipertensión gestacional, hemorragia posparto, parto prematuro y muy prematuro espontáneo e inducido, sufrimiento fetal y cesárea", concluyen.