La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado el uso de empagliflozina en adultos con insuficiencia cardiaca crónica sintomática. La indicación abarca todo el espectro de la fracción de eyección ventricular izquierda (FEVI). Esto incluye a aquellos con FEVI reducida (IC-FEr) ­y preservada (IC-FEp)1. Esta autorización convierte a esta molécula en el primer y único tratamiento autorizado para todos los adultos con insuficiencia cardiaca crónica sintomática.

La aprobación se basa en los resultados del ensayo clínico de fase III EMPEROR-Preserved. Este investigó el efecto de 10 mg de empagliflozina una vez al día en comparación con placebo, ambos añadidos al tratamiento de referencia, en 5.988 adultos. La molécula mostró una reducción del 21 por ciento en el riesgo relativo para la variable principal compuesta de muerte cardiovascular u hospitalización por insuficiencia cardiaca. El beneficio fue independiente de la fracción de eyección o el estado previo de diabetes.

Impacto de empagliflozina

"La autorización europea de hoy redefinirá el tratamiento de referencia para millones de personas en la UE que viven con insuficiencia cardiaca”, explica Waheed Jamal, MD, vicepresidente corporativo y director de medicina cardiometabólica de Boehringer Ingelheim.

“Se estima que más de 60 millones de personas en todo el mundo viven con insuficiencia cardiaca. Esta compleja enfermedad tiene, muy a menudo, un impacto devastador en la calidad de vida: física, emocional. E incluso financiera para aquellos que ya no pueden trabajar”. Así lo comenta Neil Johnson, director ejecutivo de la organización sin ánimo de lucro Global Heart Hub. “Los nuevos tratamientos para una población de pacientes hasta ahora sin alternativas terapéuticas, representan buenas noticias. No se debe subestimar el impacto de los tratamientos nuevos y emergentes en la calidad de vida. Tanto desde la perspectiva del paciente y del cuidador. Estos brindan esperanza y consuelo al saber que la insuficiencia cardiaca se puede tratar".

Empagliflozina es un inhibidor altamente selectivo del cotransportador 2 de glucosa y sodio (SGLT2). Es un tratamiento de administración oral una vez al día. Se trata del primer medicamento para la diabetes de tipo 2 que incluye datos indicativos de reducción de muertes de origen cardiovascular en enfermedad CV concomitante en su ficha técnica en varios países, como España.