Empagliflozina reduce el riesgo de acontecimientos cardiovasculares totales (primeros más recurrentes) en comparación con placebo, durante tres años, cuando ambos se administraron, junto con el tratamiento de referencia, en adultos con diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular (ECV). Esta ha sido una de las conclusiones del ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME. El artículo ‘EMPA-REG OUTCOME and beyond: the long game of cardiovascular risk reduction’ se ha publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

La alianza Boehringer Ingelheim y Elli Lilly and Company ha desarrollado el programa EMPOWER para estudiar el efecto de empagliflozina en los principales resultados clínicos cardiovasculares y renales dentro de un abanico de afecciones cardio-renales-metabólicas.

En el ensayo clínico, los acontecimientos cardiovasculares totales incluyeron 3P-MACE (combinación de infarto de miocardio no mortal, accidente cerebrovascular no mortal y muerte por causas cardiovasculares), hospitalización por insuficiencia cardíaca y hospitalización por cualquier causa.

Por su parte, el autor principal del estudio ha sido Darren McGuire, profesor de Medicina en el Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas y el Parkland Health and Hospital System. Según ha comentado, “las personas con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular aterosclerótica establecida corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares”. Estas personas requieren con frecuencia sucesivos ingresos hospitalarios, según ha indicado. “Esto supone una carga significativa sobre la calidad de vida de los pacientes y el sistema sanitario”, ha comentado.

Efectos de empagliflozina a largo plazo

“El número total de hospitalizaciones es un dato que refleja mejor el efecto neto de las terapias beneficiosas. Antes se tenía en cuenta únicamente el primer acontecimiento, que es el que suele analizarse en los ensayos clínicos. Estas conclusiones indican el impacto del tratamiento con empagliflozina a largo plazo para los pacientes adultos que pueden experimentar acontecimientos recurrentes debido a estas enfermedades debilitantes”, ha dicho McGuire.

Anteriormente, el ensayo EMPA-REG OUTCOME ha demostrado que en adultos con diabetes tipo 2 y ECV establecida, empagliflozina reducía el riesgo relativo de 3P-MACE un 14 %. Esta reducción está promovida por una disminución del 38% en el riesgo relativo de muerte por causas cardiovasculares.