El desarrollo global de cuidados paliativos ha progresado en el periodo de 2006-2017.  En concreto, el número de países en los que existe algún tipo de servicio de paliativos ha crecido de 105 en 2006 a 124 en 2011 a 138 en 2017. Con respecto a países que muestran alguna evidencia de integración en su sistema sanitario, el total ha pasado de 34 en 2006 a 42 en 211 a 51 en 2017. Este crecimiento irá en aumento, de hecho, se prevé que para 2060 haya un aumento del 87 por ciento en el sufrimiento relacionado con enfermedades graves, y por tanto, en la necesidad de cuidados paliativos.

Así lo establece de un estudio liderado por la Universidad de Glasgow en el que han participado investigadores del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra. En concreto, el artículo, publicado en la revista científica Journal of Pain and Symptom Management, ha revisado la situación en 198 naciones.

De esta forma, concluían que, pese a este aumento de las necesidades, actualmente, únicamente 30 tienen niveles adecuados de cuidados paliativos, integrados en el sistema sanitario y asistencial, lo que supone el 14 por ciento de los habitantes del mundo. Fundamentalmente se encuentran en Europa: 32 de sus 56 Estados poseen el nivel más alto de desarrollo que supone una mayor participación de sus sistemas sanitario en la provisión de cuidados paliativos.

Como apuntaba Carlos Centeno, investigador principal del Programa ATLANTES del ICS y uno de los autores de la investigación “Dentro de ese nivel avanzado, en el que está España, los indicadores del estudio no permiten la comparación entre países. Sin embargo, otro estudio más detallado reciente y limitado a Europa, también de la Universidad de Navarra, mostraba un estancamiento en nuestro país en políticas, educación y servicios de paliativos. España ocuparía una posición por debajo de la media de los países de su entorno”.

Situación preocupante a nivel global

Por otra parte, los investigadores alertan de que “más de la mitad los habitantes del planeta viven en países donde la provisión de estos cuidados especializados no existen o no es suficiente para cubrir las necesidades reales de aliviar el sufrimiento en las enfermedades avanzadas y el final de la vida”.

De esta forma, según el Mapa Global, hay 47 países sin provisión de cuidados paliativos (235 millones de personas; 13 con posibilidades de iniciar actividad (126 millones de personas); en 65 se encuentra alguna iniciativa aislada (3.597 millones de personas); 22 ofrecen provisión generalizada (426 millones de personas); 121 tienen un estado preliminar de integración en el sistema sanitario (2.083 millones de personas); y unos 30 países presentan un estado más avanzado de integración (1.074 millones de personas).