Los 11.300 contratos de refuerzo Covid-19 en la sanidad madrileña expiran el 31 de diciembre. La Comunidad de Madrid ha trasladado a los cinco sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad la intención de no renovar la mitad de los mismos.

Según CC.OO, desde Sanidad les han trasladado la intención de que, una vez venza el plazo del 31 de diciembre, finalizarán los refuerzos. Así, alrededor de un 45 por ciento formarán parte de plantilla y algunos de ellos pasarán a ser plantilla estructural.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Sanidad precisan que las cifras que se barajan oscilan entre el 45 y el 50 por ciento de renovaciones los contratos de refuerzo. Sin embargo, desde los sindicatos, se ha reclamado la consolidación de la totalidad de los contratos de refuerzo.

Futuro de los contratos de refuerzo

El problema, según los sindicatos, es que el Ejecutivo regional habla de nuevas plazas para estos contratos de refuerzo. Estas, en caso de no estar autorizadas a fecha 1 de enero de 2022, corresponderán a contratación eventual. En concreto, en número igual a las plazas contempladas a crear hasta la autorización de la Consejería de Hacienda de los nombramientos interinos.

Por otra parte, en Mesa Sectorial también se ha abordado la conversión de contratos de carácter eventual en estructurales. Esto tendrá un coste estimado desde la Consejería de Hacienda de 43 millones de euros. Pese a ello está pendiente de la aprobación de los presupuestos autonómicos y de negociación entre las partes.

Asimismo, en esta Mesa se debatió iniciar el reconocimiento a todos los efectos de la carrera para el personal temporal de la Sanidad madrileña. Para este año 2022 se han solicitado 28,5 millones a Hacienda, pero la cifra está aún por determinar de manera definitiva.

Otras cuestiones abordadas han sido: la Oferta Público de Empleo 2021, o la tasa de reposición y proceso extraordinario de estabilización. Estas cifras que se barajan del 110 cifras del ordinario y unas 2.260 para el 2021. También se abordó el mantenimiento de las mismas medidas del 2020 respecto a carrera profesional. Todo ello con la exención de formación y 10 créditos de participación y compromiso, y y la propuesta del abono del 100 por cien de la productividad variable.