De todas nuestras capacidades sensoriales, quizá sea la visión la que con el aumento de la edad más dependencia nos genere, de modo que su pérdida, defectos congénitos o adquiridos y sus aberraciones nos lastran de manera determinante. De aquí que su corrección vía cirugía ocular sea de importancia sustancial en una sociedad con creciente esperanza de vida, de vida con buena visión.

Con este objetivo en mente se ha celebrado recientemente en Barcelona el 36º Congreso Mundial de Oftalmología (WOC18) que ha reunido a 15.000 especialistas de 130 países. En el encuentro se dieron a conocer los últimos avances en equipos médicos y tecnologías quirúrgicas para actuaciones en tratamientos oculares, muy especialmente para la cirugía de catarata, posiblemente una de las intervenciones quirúrgicas más comunes.

En este entorno de expertos, Alcon, líder en cuidado ocular y división de Novartis, presentó en Barcelona su centro europeo de entrenamiento en salud y cirugía ocular Alcon Experience Center (AEC), que se plantea como objetivo ofertar la mejor formación experimental a los oftalmólogos de toda Europa.

Cirugía de catarata

La cirugía de la catarata es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes; cada año se realizan en el mundo casi 22 millones de intervenciones que van en incremento espectacular debido a los cambios demográficos derivados del imparable aumento de la esperanza de vida y al acceso creciente a la atención médica en todo el mundo. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud-OMS calcula que hacia el año 2020 se realizarán en el mundo más de 32 millones de operaciones de cataratas al año.

Aunque los datos están ahí, la realidad cotidiana que recogen los oftalmólogos es que los pacientes muestran importantes lagunas informativas llegado el momento de tratar sus cataratas, “desconocen sus opciones terapéuticas, cuándo deben ser intervenidos; no saben cuál es la mejor opción por sus características fisiológicas o para su edad”, explicó el doctor Francesco Carones, especialista en cirugía refractaria y de cataratas, en un encuentro con los periodistas donde directivos de Alcon, división para el tratamiento ocular de Novartis, explicaron las características del Alcon Experience Center (AEC) que ofertará una formación experimental al más alto nivel a los oftalmólogos de toda Europa.

En la reunión , el doctor Miguel Ángel Teus, director del Departamento de Oftalmología del Hospital Príncipe de Asturias y director Médico de las Clínicas Novovisión, reconoció que “aún existe una importante necesidad no cubierta en el tratamiento de los trastornos oculares. Por ejemplo, menos del 15 % de los pacientes con cataratas reciben tratamiento en la actualidad para corregir el astigmatismo al mismo tiempo en que se realiza la cirugía de la catarata”, como uno de los retos de tratamiento.

Formación personalizada

La presentación de este nuevo centro se llevó a cabo en el marco del Congreso Mundial de Oftalmología-WOC18 celebrado en la capital condal. Se trata del primer centro de formación y entrenamiento práctica en salud ocular de Europa que ofrece programas de formación personalizados sobre los últimos equipos médicos para la práctica de la oftalmología.

“En el AEC trabajamos con las últimas tecnologías para dar respuestas a la población y ofrecerles la mejor solución de tratamiento para cada edad”, apuntó Faustino Vidal-Aroca, jefe de entrenamiento quirúrgico y formación, Alcon EMEA (Europa, Medio Oriente, África).”Invertimos 500 millones en I+D y ofrecemos a los profesionales de la visión de todo el mundo programas de formación y práctica a través de Alcon Experience Academy que cuenta con más de 80 centros AEC y Wet Labs–laboratorios para la práctica de la cirugía repartidos por el mundo”, explicó con satisfacción Vidal-Aroca.

La catarata, la opacidad del cristalino del ojo debida al envejecimiento o a una lesión, es la principal causa de ceguera evitable en todo el mundo. “Las cataratas asociadas a la edad causan cerca del 50% de las cegueras, es decir, más de 22 millones de personas, y provocan una visión deficiente en muchos millones más”, apuntó Francesco Carones, especialista en cirugía refractaria y de cataratas. “Hay que buscar las mejores soluciones para cada paciente, individualizar el tratamiento; no hay gotas que valgan cuando aparecen las cataratas –que no son prevenibles-; se necesita la cirugía que cada vez es más segura y precisa gracias a las innovaciones tecnológicas. Mejorando el acceso a las últimas innovaciones, ayudamos a construir el futuro del cuidado de la visión en beneficio de millones de pacientes”, remarcó el experto italiano.

Cataratas, proceso normal del envejecimiento

Porque las cataratas son la afección ocular más frecuente relacionada con la edad y la principal causa de ceguera evitable en adultos a partir de los 65 años de edad; “en la mayoría aparecen como parte del proceso de envejecimiento normal –una de cada 10 persona en la vejez las tendrán-, pero la excesiva exposición a radiación, la ingesta de esteroides, la diabetes y los traumatismos oculares pueden acelerar su desarrollo. Se. tratan mediante cirugía, extrayendo el cristalino opaco y sustituyéndolo por una lente intraocular (LIO). Más del 98 por ciento de las cirugías de cataratas tienen éxito y, normalmente, los pacientes pueden volver a su rutina habitual muy pronto después de la intervención”, remarcó Carones.

Aunque estas técnicas puedan resultar inicialmente caras (1.500 euros por ojo) resulta una buena inversión. “Es una operación barata porque te eliminas las lentillas y las gafas. La lente por si misma cuestan menos que un iphone y el paciente la podrá llevar durante más de 30 años. Además, estas innovaciones tecnológicas provocan que las oftalmológicas sean las cirugías más seguras de cualquier otra especialidad médica”, zanjó Vidal-Aroca.

El especialista Miguel Teus reconoció que los pacientes cada vez son más exigentes y demandan ser intervenidos con mayor prontitud. “Todos desarrollaremos presbicia en algún momento de nuestra vida. A partir de los 50 es cuando pueden someterse a la corrección de estos trastornos oculares. La cirugía es casi perfecta, pero necesitamos instrumentos y enseñar a los cirujanos jóvenes a manejarlos con la mayor precisión posible”.

No sólo la presbicia-vista cansada que aparece a los 50 años, sino el astigmatismo que se tenga de nacimiento también recibirá un mejor tratamiento. Porque hoy día menos del 15 por ciento de los pacientes con cataratas reciben tratamiento para corregir el astigmatismo que tienen asociado. Precisamente es en esta capacidad para corregir no sólo la catarata sino otras patologías que con frecuencia suelen ir adosadas, como presbicia y astigmatismo, es hacia donde se va a dirigir la preparación que impartan en el centro catalán.

Por esto, el doctor Teus considera que el Alcon Experience Center de Barcelona –donde se podrá formar cada año a más de 1.600 profesionales de la oftalmología (optometristas, enfermeros, estudiantes y sociedades científicas) – representa “una oportunidad para los profesionales del cuidado de la visión a la hora de conocer de primera mano las últimas innovaciones en el campo de la oftalmología quirúrgica”.

Más de 900 metros cuadrados

Alcon Experience Center cuenta con una superficie de más de 900 metros cuadrados y ofrece cada año 100 cursos de formación internos y externos, que proporcionarán información a profesionales sanitarios, estudiantes, personal de Enfermería, asociaciones científicas y empleados de Alcon de toda Europa.

Las instalaciones de Alcon integran equipos y tecnologías de última generación para el entrenamiento práctico en salud ocular, así como canales educativos novedosos, tales como simuladores de realidad virtual.

También dispondrá de seis aulas especializadas para presentaciones didácticas y un auditorio de gran capacidad para albergar grupos de trabajo; un área Dry-Lab, que es un laboratorio de simulación; Wet-Lab, laboratorio para la práctica quirúrgica; y un espacio dedicado al diagnóstico, que presenta los últimos avances tecnológicos.