La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lamentado la destrucción de empleos en el sector de la Sanidad. En concreto, cifran la misma en la pérdida de 13.311  empleos solo en el mes de septiembre.  En concreto, se justifica debido a la temporalidad y el envejecimiento de las plantillas.

“Estos datos vuelven a poner de manifiesto las debilidades de nuestro sistema”, han criticado desde el sindicato. En concreto, han señalado como dos de los principales problemas “el envejecimiento de las plantillas y la precariedad en el empleo”.

En este sentido, CSIF reclama negociar cuanto antes la oferta de empleo público para los próximos años. Todo ello en el marco de los Presupuestos Generales del Estado. Para ello pide que se elimine la tasa de reposición, con el fin de que las comunidades autónomas puedan reforzar las plantillas más allá de las jubilaciones que se produzcan. El objetivo último de esta medida además es reducir la temporalidad.

Destrucción de empleos postpandemia

Otro de los motivos de la destrucción de empleos es el fin de los contratos realizados durante la pandemia, que ahora finalizan. Todo ello sin contar con que aún es necesario reforzar en sistema sanitario ante las nuevas necesidades de los pacientes y el acúmulo de listas de espera.

“Desde CSIF ya avisamos que las comunidades autónomas están finiquitando miles de contratos de refuerzo que se realizaron en el contexto de la pandemia”, insiste el sindicato. “Desde su perspectiva esto es “una gravísima irresponsabilidad”. Especialmente “teniendo en cuenta las dificultades que todavía atraviesa el Sistema Nacional de Salud por la situación de abandono en la que les han sumido durante los últimos años administraciones de uno y otro signo político”, ha criticado el sindicato.