SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) han encontrado alteraciones en la matriz extracelular de la corteza prefrontal de pacientes con psicosis y desorden bipolar. El trabajo ha sido coordinado por Juan Nàcher, del Cibersam e investigador del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, perteneciente al grupo de Julio Sanjuan. La conclusiones del trabajo han sido recogidas en el artículo ‘Alterations of perineuronal nets in the dorsolateral prefrontal cortex of neuropsychiatric patients’, publicado en Journal of Bipolar Disorders, cuya autora principal es Júlia Alcaide. El laboratorio de Juan Nàcher está integrado en la ERI Biotecmed y en el Departamento de Biología Celular Funcional y Antropología Física de la Universitat de València, así como en el Cibersam y el Incliva.

Según los expertos del Cíber de Salud Mental, la corteza prefrontal tiene una función destacada en los procesos cognitivos complejos, como la toma de decisiones. Precisamente esta investigación, realizada con muestras post-mortem procedentes del Stanley Medical Research Institute de EE. UU., ha analizado esta región del cerebro de pacientes con esquizofrenia, depresión severa y desorden bipolar, y ha encontrado anomalías en su estructura y funcionamiento.

Anteriormente, otras investigaciones habían detectado variaciones en las neuronas inhibidoras o interneuronas de la corteza prefrontal en pacientes con diferentes desórdenes psiquiátricos, en particular esquizofrenia y bipolaridad. La conectividad de estas interneuronas está regulada por diferentes moléculas, entre ellas moléculas de adhesión y componentes de la matriz extracelular. Determinadas regiones de la matriz extracelular rodean a algunas interneuronas o redes perineuronales, cuya presencia es esencial para desarrollar y mantener estables las conexiones con otras neuronas.

Densidad de las redes perineuronales

El proyecto coordinado por Juan Nàcher tenía como finalidad investigar la densidad de las redes perineuronales de la corteza prefrontal dorsolateral en las personas con las enfermedades psiquiátricas seleccionadas. Los resultados del trabajo mostraron que la densidad de estas regiones de la matriz extracelular está disminuida de forma significativa en personas con trastorno bipolar. Además, se detectó una reducción de la densidad de estas redes en pacientes que habían presentado psicosis, independientemente de su diagnóstico.

Para investigaciones futuras, el trabajo del Cibersam aporta información relevante respecto al conocimiento de las bases neurobiológicas de las enfermedades psiquiátricas, por lo que apunta a la posibilidad de desarrollar terapias con fármacos basados en la interacción con moléculas de las redes perineuronales.

Anomalías estructurales y funcionales comunes

Los autores del trabajo recuerdan que los trastornos psiquiátricos afectan a una de cada cuatro personas en algún momento de su vida y suponen una gran carga económica y social, como ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los mecanismos neuronales de estas enfermedades todavía son desconocidos, por lo que los investigadores hablan de la necesidad de realizar una mayor inversión para avanzar en el conocimiento de la Neurociencia básica. El trastorno bipolar, la esquizofrenia o la depresión son enfermedades diferentes que comparten determinadas anomalías estructurales y funcionales, como las alteraciones en las redes inhibidoras de la corteza prefrontal.