Investigadores han identificado otra posible diana para los anticuerpos neutralizantes en la proteína spike del SARS-CoV-2 que está enmascarada por los metabolitos en la sangre. Como resultado de este enmascaramiento, la diana puede ser inaccesible para los anticuerpos, ya que deben competir con las moléculas de metabolitos para unirse a la región que de otro modo estaría abierta, especulan los autores del estudio.

Aunque se necesitan más trabajos de validación, los hallazgos sugieren que las estrategias para desenmascarar esta región – haciéndola así más visible y accesible a los anticuerpos – pueden ayudar a diseñar nuevas vacunas.

Hasta la fecha, la mayoría de los anticuerpos neutralizantes caracterizados en pacientes de COVID-19 son los que se unen al dominio de unión al receptor de la proteína spike del SARS-CoV-2, mientras que se sabe mucho menos sobre la estructura del dominio N-terminal (NTD) de spike y las interacciones de los anticuerpos con él.

Proteína spike

Esta actividad conduce a la estabilización de la estructura del DNT y “oculta” el sitio de la proteína spike de la unión y neutralización por un subconjunto de anticuerpos humanos contra la proteína spikee. La unión exitosa de los anticuerpos a esta región de spike requiere cambios conformacionales en el NTD que son inhibidos por la unión de biliverdina.

La adición de un exceso de biliverdina a sueros aislados de individuos infectados por el SARS-CoV-2 y convalecientes redujo la reactividad de los sueros inmunes hasta en un 50%. Los resultados ponen de manifiesto la importancia de este pequeño bolsillo en el NTD para la estimulación de la inmunidad de los anticuerpos contra el SARS-CoV-2.