La endometriosis es una enfermedad común que afecta a las mujeres mexicanas en su etapa reproductiva, causando daño a la salud, vida social, sexual y mental.

Y al menos 35% de las mujeres en etapa fértil en México viven con endometriosis [1], señala estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Además, el diagnóstico tarda entre 7 y 10 años.

La endometriosis invade otros órganos reproductivos

En conferencia de prensa con motivo del Día Mundial de la Endometriosis, 14 de marzo, el Dr. Eduardo Luna, gineco-obstetra, explica que esta enfermedad es un trastorno doloroso.

Ocurre cuando el tejido que recubre internamente el útero (endometrio) que se expulsa durante la menstruación, crece fuera de él, usualmente en otros órganos reproductivos dentro de la pelvis o en la cavidad abdominal.

Añade que la sangre del tejido que está fuera de lugar no tiene donde irse, dando como resultado inflamación o hinchazón de los tejidos invadidos por la endometriosis.

Produciendo tejido cicatrizante alrededor del área y desarrollando lesiones o crecimiento.

Enfermedad dolorosa

El Dr. Luna, adscrito al Hospital Militar de Especialidades de la Mujer y Neonatología en ciudad de México, refiere que el principal síntoma de la endometriosis es el dolor pélvico.

Asociado con los períodos menstruales, dolor al tener relaciones sexuales, al defecar u orinar, en ocasiones presenta sangrado excesivo y problemas con la fertilidad.

Indica que una mujer debe sangrar máximo 10 días y usar una toalla sanitaria por día, si hay sangrado y uso de toallas mayor a ese número, es un dato de alarma y debe acudir de inmediato con el médico.

Asegura que el dolor característico de la endometriosis puede llegar a ser incapacitante, además de provocar depresión o ansiedad [2], afectando las relaciones interpersonales.

Con lo cual las mujeres tienen una baja calidad de vida, en vitalidad, estado físico, salud general y sexual [3].

Miedo a tener relaciones sexuales

La Dra. Claudia Rampazzo, sexóloga y terapeuta sexual, explica que las mujeres con endometriosis tienen miedo al dolor durante las relaciones sexuales en general y al coito en particular.

Esto, dice, afecta la autoestima de la mujer, sintiendo culpa con su pareja al no tener sexo placentero, llegando a aislarse socialmente.

Agrega que ningún dolor durante la menstruación ni durante la actividad sexual son normales, se debe investigar la causa del dolor.

Añade que no se debe normalizar el dolor menstrual ni coital, en todo caso normalizar el sexo y el placer, derecho que tienen las pacientes con endometriosis.

Dienogest para tratar la endometriosis

En su participación el Dr. Julio Morfin, gineco-obstetra, menciona que hoy en día existen opciones de tratamiento médico en el mercado como Nuntera (Dienogest).

Explica que es un medicamento hormonal que inhibe y disminuye la endometriosis, evitando síntomas y complicaciones, como dolor en la menstruación, dolor durante las relaciones sexuales e incluso infertilidad.

El Dr. Morfín, que es gerente médico de Ifa Celtics, empresa mexicana, asegura que hasta el momento la endometriosis no se cura, debe verse como una enfermedad crónica.

Pero que con la terapia hormonal con Dienogest, tanto médicos, ginecólogos y pacientes tienen un aliado para aminorar los síntomas, favoreciendo una vida plena para las mujeres mexicanas.

 

[1] Gaceta de la UNAM https://www.gaceta.unam.mx/

[2] Pope CJ, Sharma V, Sharma S, Mazmanian D. Una revisión sistemática de la asociación entre trastornos psiquiátricos y endometriosis. J Obstet Gynaecol Can. 2015; 37 (11):1006-15

[3] Lovkvist L, Bostrom P,Edlund M, Olovsson M. Age-related differences in quality of life in swedish women with endometriosis.J Womens Health.2016;25:646-653.