El enfisema detectado por tomografía computarizada está relacionado con un mayor riesgo de cáncer de pulmón, riesgo que aumenta con la gravedad del enfisema, según un nuevo estudio publicado en la revista ‘Radiology’.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo, con más de un millón de muertes al año desde el año 2000. Sin embargo, el riesgo de cáncer de pulmón puede reducirse identificando los factores de riesgo tratables, como la inflamación pulmonar crónica, junto con el tabaquismo, la genética, la dieta y la exposición laboral.

El enfisema es una enfermedad respiratoria crónica que se caracteriza por el daño de los alvéolos, los diminutos sacos de aire del interior de los pulmones, y comparte muchos factores de riesgo con el cáncer de pulmón. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, tos con mucosidad, sibilancias y opresión en el pecho. No existe cura, pero hay muchos tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas.

Tabaquismo

El tabaquismo es uno de los factores de riesgo importantes que comparten el enfisema y el cáncer de pulmón, ya que potencia la inflamación, el daño del ADN y el envejecimiento acelerado. Sin embargo, las personas con enfisema que nunca han fumado también tienen un mayor riesgo de cáncer de pulmón, según la coautora del estudio, la doctora Marleen Vonder, del Departamento de Epidemiología del Centro Médico Universitario de Groninga (Países Bajos).

"Se han propuesto otros mecanismos subyacentes, como la susceptibilidad genética, la inflamación crónica o el daño del ADN y los mecanismos de reparación anormales, o una combinación de ellos, para relacionar el enfisema y el cáncer de pulmón", apunta.

Para el estudio, la doctora Vonder y sus colegas identificaron estudios de tres grandes bases de datos sobre la asociación entre el enfisema y el cáncer de pulmón. El análisis de 21 estudios en los que participaron más de 107.000 pacientes halló una conexión entre las evaluaciones visuales y cuantitativas, o medibles, del enfisema y el cáncer de pulmón.

"Nuestro metaanálisis demostró que no sólo el enfisema evaluado visualmente, sino también el evaluado cuantitativamente en la TC, está asociado con el cáncer de pulmón y que este riesgo aumenta para el enfisema más grave", resalta Vonder.

Evaluación cuantitativa

Aunque los resultados apoyan una relación entre ambas enfermedades devastadoras, es necesario investigar más antes de introducir cambios en la atención clínica, añade.

"Es demasiado pronto para concluir si la presencia de enfisema definido por TC conlleva un valor pronóstico incremental e independiente sobre el de los factores de riesgo compartidos ya conocidos de enfisema y cáncer de pulmón", subraya.

Las asociaciones entre el enfisema definido por TC y el cáncer de pulmón fueron mayores para las categorías de evaluación visual en comparación con la evaluación cuantitativa. A pesar de este hallazgo, la doctora Vonder apunta que la evaluación cuantitativa puede ganar en última instancia el favor de la evaluación visual, ya que puede ser totalmente automatizada. Ella y sus colegas están investigando este enfoque y validando su uso en poblaciones específicas.

"Potencialmente, el enfisema detectado en una tomografía computarizada de referencia podría utilizarse para seleccionar a los participantes de alto riesgo que requerirían un cribado de cáncer de pulmón de seguimiento más frecuente", sugiere Vonder.