El tratamiento antihipertensivo tras un accidente vascular cerebral previene nuevos episodios vasculares a nivel cerebral. Este beneficio se ha podido demostrar en algún ensayo clínico, por ejemplo, en un estudio a largo plazo, controlado con placebo, PROGRESS, que utilizó un inhibidor de la ECA perindopril, como fármaco de referencia.

El estudio MOSES es un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado, que investiga los beneficios de eprosartán, un antagonista de los receptores de la angiotensina II, en la prevención secundaria del accidente vascular cerebral, en comparación con el calcioantagonista nitrendipino. Este fármaco demostró resultados favorables en la prevención del accidente vascular cerebral en el ensayo Syst-Eur.

Las siglas MOSES responden a "Mortalidad y Morbilidad tras Accidente vascular cerebral " Eprosartán versus Nitrendipino, Prevención Secundaria."

El estudio incluyó alrededor de 1.500 pacientes, de edad media 68 años, diagnosticados de hipertensión arterial esencial y con un evento cerebral isquémico o episodio isquémico transitorio previo. Los pacientes fueron divididos en dos grupos, y fueron randomizados a recibir bien eprosartán, bien nitrendipino, durante un periodo de seguimiento de 2 a 4 años.

En este momento se ha completado la inclusión de pacientes con eventos hemorrágicos o accidente vascular cerebral isquémico. La evaluación del estudio está prevista en febrero del 2004.