Bristol Myers Squibb ha anunciado que el Sistema Nacional de Salud Español ha acordado la financiación del uso de nivolumab e ipilimumab para el tratamiento en primera línea de cáncer de pulmón y renal. En concreto, para cáncer de pulmón no microcítico no escamoso con dos ciclos de quimioterapia para expresores de PD-L1<50 por ciento. También para cáncer renal avanzado de pronóstico intermedio y malo. De esta forma, es la primera doble inmunoterapia aprobada para este fin.

Asimismo, también se acaba de aprobar la financiación de nivolumab para su uso en el tratamiento adyuvante del melanoma. Esto quiere decir, tras la cirugía, cuando más posibilidades de frenar la enfermedad existen.

Doble inmunoterapia para cáncer de pulmón y renal

En su conjunto, el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte en España. Afecta a más de 29.000 personas cada año. Es un tumor con necesidades médicas no cubiertas en el que, gracias a los últimos avances, la supervivencia ha pasado de contarse de meses a años. Luis Paz-Ares, presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA), considera que esta doble inmunoterapia “ofrece tasas de supervivencia a largo plazo y sin comprometer la calidad de vida de los pacientes”. Insiste además en que la inmunoterapia se ha convertido en un aliado fundamental para el tratamiento del cáncer. No obstante, su aplicación está evolucionando a estadios más precoces de la enfermedad.

Aránzazu González del Alba, presidenta del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), aportaba datos sobre el cáncer renal. “Esta opción terapéutica abre la puerta a una mayor supervivencia para los pacientes. Hasta el momento, menos del 50 por ciento de los pacientes con carcinoma de células renales metastásico sobrevivían pasados los dos años. Casi no se observaba remisión completa”. La inducción con esta doble inmunoterapia, seguido del mantenimiento con nivolumab, mostró un aumento significativo de la supervivencia global. En concreto, con una disminución del 32 por ciento del riesgo de muerte en pacientes de riesgo intermedio y alto.

Avances en melanoma

Nivolumab también acaba de recibir la autorización de financiación del Sistema Nacional de Salud para el tratamiento adyuvante de pacientes adultos con melanoma. En concreto, en estadio IIIC y IIID con afectación de los ganglios linfáticos o enfermedad metastásica que se han sometido a resección completa. Con esta decisión, nivolumab se convierte en el primer tratamiento anti PD-1 en ser financiado en el contexto adyuvante en España.

Alfonso Berrocal, presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEMM), aportaba que “el melanoma metastásico ha sido la punta de lanza del avance de la inmunoterapia en el manejo del cáncer. Con la doble inmunoterapia hemos visto unas tasas de supervivencias del 49 por ciento en seis años y medio de seguimiento. Ahora, gracias a la financiación de nivolumab en adyuvancia de melanoma, contamos con el único tratamiento disponible para pacientes con alto riesgo de recaída en melanoma resecable. Este puede dejar libre de enfermedad al 50 por ciento de los pacientes durante al menos 5 años. Todo un hito impensable hace unos años”.