La hipertrofia benigna de próstata en el marco de la gestión de procesos es el título del proyecto ganador de la segunda edición del Premio Pfizer a la Innovación y la Excelencia en Gestión Clínica, un galardón otorgado por la Cátedra Pfizer en Gestión Clínica y dotado con 6.000 euros y una escultura en bronce de Esculapio, el Dios romano de la Medicina. El objetivo de este premio es reconocer y apoyar las iniciativas de los profesionales y las organizaciones en el área de la gestión clínica e incentivar los esfuerzos que se realizan en los servicios sanitarios españoles públicos y privados en este campo.

El trabajo premiado ha sido dirigido por el doctor Miguel Padilla León, del Hospital Costa del Sol de Marbella, y se ha venido desarrollando desde 1995. El objetivo del trabajo consiste en el desarrollo, implantación y análisis de resultados de un proyecto de gestión integral de la hipertrofia benigna de próstata como proceso asistencial que permita planificar la asistencia sanitaria integral de los pacientes en función de sus necesidades, de forma que sea el sistema ambulatorio el que se organice en torno a dicha función y no al contrario, como viene ocurriendo en las organizaciones clásicas del sistema sanitario.

Este galardón forma parte de las actividades que organiza la Cátedra Pfizer fundamentadas en el principio de que la gestión eficiente de los recursos sanitarios radica en la combinación de la buena práctica médica y la gestión científica de las organizaciones. "La convocatoria del concurso -señala la doctora Lola Ruiz, directora de la Cátedra Pfizer- representa un impulso a las iniciativas que aportan un valor añadido a la mejora de los servicios asistenciales por su impacto en áreas como la calidad técnica y de servicio percibida por los pacientes, el diseño y organización de los procesos asistenciales y de apoyo, la utilización eficiente de los diferentes recursos, la mejora de los sistemas de comunicación e información y la gestión de calidad. En definitiva, se trata de promover la realización de trabajos enfocados a la mejora de la eficiencia y calidad de la gestión clínica en alguna de estas áreas, fomentando la participación activa de los clínicos en el buen diseño organizativo para el manejo adecuado de los pacientes, en base a los recursos disponibles".

El número de proyectos presentados a concurso en esta segunda edición es más del doble que en la convocatoria anterior. "Para la Cátedra Pfizer – añade la doctora Ruiz-, esto supone todo un éxito, no sólo por la cantidad sino también por la enorme diversidad territorial, ya que se han recibido proyectos de hospitales de Asturias, Andalucía, Castilla La Mancha, Cataluña, Madrid, Valencia, Extremadura y País Vasco. Todo ello tiene un valor importante porque es la forma de prestar servicios a hospitales y jefes de servicio de centros muy diferentes".