En estos días se cumple un año de la llegada de Luis Carlos Blesa a la presidencia de la Asociación Española de Pediatría. Entre otros muchos de sus objetivos al frente de la entidad, se encuentran el poner en valor y defender la Pediatría de Atención Primaria. Además aspira a conseguir el reconocimiento adecuado de todas las áreas de capacitación específicas de las diferentes especialidades pediátricas.

Para hacer un balance de este año el Dr. Blesa ha concedido una entrevista a EL MÉDICO INTERACTIVO en la que, entre otras cosas, ha mostrado su total oposición a la intención del Gobierno de no crear, al menos de momento, un área de capacitación específica en Pediatría para los médicos de Atención Primaria.

Tal y como afirma, los profesionales de AP son un personal altamente cualificado que solucionan más del 90 por ciento de las demandas asistenciales. Si en Atención Primaria, el sector de la población adulta tiene la Medicina de Familia, no comparte que para la población infanto-juvenil no se exija una especialidad como sería la Pediatría de AP, “que necesita unos conocimientos y unas habilidades y capacidades específicas”.

RRHH en Pediatría

Con respecto a los RRHH, el Dr. Blesa ha señalado que sus datos no coinciden con las previsiones oficiales. Y en este sentido ha puesto sobre la mesa una cifra con respecto al déficit de pediatras: aproximadamente el 30 por ciento de las plazas de Pediatría están ocupadas por profesionales que no tienen la especialidad. “Hay un déficit estructural crónico de estos especialistas”, señala; a la vez que alerta de las dificultades para el relevo generacional al que se enfrentan.

Pero, aunque el mayor problema es este, no es el único. Según destaca, si no se crean las estructuras adecuadas y se introducen una serie de cambios en el sistema para hacerlo atractivo a los profesionales se corre el riesgo de que estos se marchen a otros sectores o a otros países.

Acceda aquí a la videoentrevista