Investigadores estadounidenses han descubierto que el epitelio pigmentario retiniano, monocapa de células pigmentadas situada entre la retina neural y la coroides, puede constituir una terapia contra la metástasis cerebral en cáncer de mama, al proteger a las neuronas situadas en la retina, según recoge un estudio publicado Cancer Research.

Concretamente, los científicos implicados en el estudio observaron que el epitelio pigmentario forma un escudo en el cerebro contra el tumor y, así ayuda a la supervivencia de las neuronas.

Patricia S. Steeg, miembro del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, ha reconocido que son muy pocos los medicamentos efectivos en el tratamiento contra las metástasis en el cáncer de mama debido a la barrera hematoencefálica.