La adherencia terapéutica en patologías crónicas es el grado de seguimiento de las recomendaciones dadas por el médico, incluyendo tanto los tratamientos farmacológicos como las medidas higiénico-dietéticas o los cambios de estilos de vida. Es decir, tomar la medicación de acuerdo con la dosificación prescrita y hacerlo a lo largo del tiempo.

La OMS considera la falta de adherencia terapéutica un problema de salud pública de primera magnitud. Se calcula que hasta la mitad de los pacientes con enfermedades crónicas, como HTA, dislipemia o diabetes, no cumplen adecuadamente el tratamiento prescrito, aumentando este porcentaje hasta un 70% en el caso de pacientes asmáticos o un 75% en enfermedades psiquiátricas. La no adherencia se traduce en un empeoramiento de la enfermedad, en un incremento de la morbimortalidad, en la disminución de la calidad de vida y en la necesidad de administrar otros tratamientos, además de aumentar el consumo de recursos socio-sanitarios.

Factores a considerar

Son muchos los factores que influyen en la falta de adherencia, como son las instrucciones insuficientes, desacuerdo del paciente respecto al médico, olvidos, condicionantes sociales… Para mejorarla, es fundamental tener una buena relación médico-paciente basada en la empatía, sinceridad y confianza. Hay que transmitir de forma adecuada y comprensible la información sobre la enfermedad y su gravedad, el objetivo del tratamiento, así como su pauta y posibles efectos secundarios.

Para mejorar la adherencia, han demostrado su utilidad las estrategias de apoyo y supervisión basadas en recordatorios mediante llamadas de teléfono o por correo, visitas domiciliarias médicas o de enfermería y apoyo familiar.

El concepto de adherencia terapéutica abarca no solo el cumplimiento de los tratamientos farmacológicos, sino también el seguimiento de las recomendaciones higiénico-dietéticas o la adopción de cambios de estilos de vida de los pacientes.

Calendario de adherencia personalizado

La elaboración de un calendario de adherencia personalizado es una opción que va cobrando cada vez más peso en el hospital. Incluye toda la medicación que el paciente tendría que tomarse en un mes y es un servicio que se ofrece habitualmente desde la farmacia del hospital. Resulta muy útil para evaluar y mejorar la adherencia al tratamiento de los pacientes pluripatológicos tratados con medicación dispensada desde la farmacia hospitalaria. Se trata, de este modo, de que el paciente conozca mejor su medicación y que tenga un buen control.

Con la entrega del CAP, el farmacéutico puede evaluar la adherencia al tratamiento y ofrecer su ayuda para mejorarla, si existiese algún problema.

Pasos a seguir

El paciente marcará con una cruz la casilla del medicamento que aparece en el calendario, con todos los medicamentos que tome al día, cada día del mes. Es importante que el paciente pueda rellenar su calendario, pues de ello dependerán las conclusiones que se extraigan del mismo.

Para la elaboración del calendario es necesario la receta electrónica actualizada del paciente, lo cual proporciona la información que se dispensa desde la oficina de farmacia, la orden médica del hospital con la medicación dispensada por la farmacia ambulatoria, la plantilla del calendario entregada al paciente una vez que se introducen sus datos, una tabla excel en la que se guardará la información mensual de adherencia de cada paciente, cada vez que el paciente presente su CAP.

Control del seguimiento de la adherencia terapéutica en patologías crónicas

La elaboración y el control del seguimiento se lleva a cabo por el farmacéutico comunitario que entrevista al paciente para elaborarlo, explicárselo y analizar si se cumple. Si el paciente no fuese adherente, el farmacéutico tendría que intensificar la formación del paciente.

También es necesaria la participación del técnico de farmacia, que será el encargado de recoger y entregar cada mes los calendarios a los pacientes adscritos a este servicio, así como de pasar la información del CAP al excel durante el tiempo en el que se lleve a cabo este, normalmente durante un periodo de 5 o 6 meses, para que los datos extraídos sean significativos.

Apoyo familiar

También se puede pedir a un familiar que lleve un control de cada medicamento, señalar y establecer un calendario con horarios y días donde quede establecido el nombre del medicamento, así como la hora en la que debe tomarse, el color del envase y la dosis.

Otra pauta que puede ayudar es ordenar los diferentes fármacos por tramos horarios: mañana, tarde y noche y mantenerlos en un lugar visible.

Además, es clave motivar al paciente, sobre todo en los procesos crónicos.

Comunicación médico-paciente para la adherencia terapéutica en patologías crónicas

Uno de los  factores clave para conseguir una buena adherencia terapéutica es la comunicación médico-paciente. Es fundamental tener una buena relación médico-paciente, mediante la cual se le cuente al paciente todo lo que precisa. Es necesario explicarle el porqué y para qué se le prescribe un medicamento. De esta forma, puede comprender y aceptar de mejor grado todas las decisiones que se tomen.

En la no adherencia influyen un compendio de factores sociales, médicos y psicológicos que se deben valorar individualmente en cada paciente. En los factores psicológicos la depresión se asocia a la falta de adherencia. De igual forma, la percepción del riesgo de sufrir una enfermedad y los posibles efectos adversos y los tratamientos excesivamente largos o de por vida desgastan al paciente y hacen que favorezca el abandono o incumplimiento del tratamiento.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores Carlos Ignacio Castiñeira Pombo, Eduardo Escrigas Galán, Juan Alberto Martínez Montero, José Manuel Villar Freire, Luis Seoane Penas, José María Cardona Vidal, y Marta Díez de Angulo, del Centro de Salud Virgen Peregrina; Isabel Gomis Sanchis, del Centro de Salud Villalonga, e Irene Valle González, del Centro de Salud Mos.