En España se calcula que entre un 5 y un 6 por ciento de los nuevos diagnósticos de cáncer de mama ocurren en estadio avanzado. Así, aproximadamente el 30 por ciento de las mujeres diagnosticadas en estadio temprano, podrían desarrollar una recurrencia del tumor con metástasis. Incluso años después de haber finalizado su primer tratamiento. Es por ello que es necesario profundizar sobre las necesidades actuales en el cáncer de mama metastásico.

Con este fin, la Alianza de Daiichi Sankyo y AstraZeneca ha puesto en marcha la iniciativa EnfoCaMMos. Se trata de un grupo de trabajo multidisciplinar en torno al cáncer de mama metastásico. Su objetivo es conocer y buscar soluciones a las necesidades de todos los involucrados en el abordaje de esta patología. En la misma participan gerentes sanitarios, clínicos, investigadores, farmacia hospitalaria y asociaciones de pacientes, entre otros especialistas. Todos ellos trabajarán conjuntamente para elaborar un documento que recoja las principales necesidades actuales en el abordaje de esta patología desde todas las perspectivas.

Las necesidades actuales en cáncer de mama metastásico

En cuanto a algunas de estas necesidades, apuntaba algunas Pilar Fernández, presidenta de la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico (ACMM). En concreto, sobre facilitar el proceso de investigación. “Actualmente existe una falta de equidad entre comunidades autónomas e incluso entre hospitales para que las pacientes puedan acceder a nuevos fármacos y ensayos clínicos”. De esta forma, Fernández subraya que las pacientes se están encontrando con “dificultad” para acceder a nuevos fármacos.

Por otra parte, Paloma Casado, directora gerente del Hospital Universitario del Sureste de Arganda del Rey (Madrid), indica que el reto es contemplar otras cuestiones más allá de los aspectos biológicos de esta patología. Especialmente humanizar el abordaje de la enfermedad.

En esta línea, Sonia Pernas Simón, jefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Catalán de Oncología (ICO), lamenta las diferentes situaciones a las que se enfrentan las dependiendo del Centro al que sean remitidas. “Un hospital pequeño puede no disponer de los mismos recursos que un hospital grande”. Especialmente en cuanto a la posibilidad de que las pacientes tengan acceso a una atención multidisciplinar. Por ello Pernas pide “servicios de psicooncología, enfermería de práctica avanzada y unos servicios adecuados de unidades paliativas”, llegado el caso.