Una gran mayoría de los pacientes con sintomatología de COVID-19 de larga duración no recibieron Atención Hospitalaria en su proceso agudo. De hecho, fueron diagnosticados, a través de pruebas positivas o por clínica compatible, desde Atención Prima. Es por ello que la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) plantea la necesidad de un modelo de atención colaborativo para la COVID persistente.

Este modelo de atención colaborativo estaría vertebrado en torno al nivel de Atención Primaria y contaría con un equipo multi e interdisciplinar. Es decir, la Atención Primaria seguiría una dimensión longitudinal del proceso. Sin embargo, de él partirían subprocesos transversales de interconsulta y/o asistencia compartida con Atención Hospitalaria

Esta asistencia compartida comprendería las consultas, interconsultas, asesoría, valoración de pruebas y/o estudios complementarios. También cualquier otro modo de interacción entre ambos niveles a futuro. Por ejemplo, comunicados a través las TICs y/o plataformas de comunicación entre niveles asistenciales.

Modelo de atención colaborativo desde Atención Primaria

La Atención Primaria, “por su accesibilidad, conocimiento del paciente, no solo en su enfoque desde la perspectiva de la salud, sino también desde la perspectiva biopsicosocial, es el nivel más adecuado, para desarrollar este papel en este nivel asistencial”, según el portavoz COVID de la SEMG.

Desde SEMG también aclaran que este modelo de atención colaborativo “no pretende ser un modelo de confrontación”. Así, lo que busca es el beneficio del paciente en un proceso integrado e integrador. El objetivo principal del abordaje compartido es la búsqueda de una atención centrada en el paciente, personalizada e individualizada. Para ello los roles y los niveles de responsabilidad de los distintos profesionales intervinientes están claramente acordados y determinados. “Los profesionales necesitamos herramientas que nos ayuden en la toma de decisiones, de forma homogénea y basada en la evidencia disponible”, concluyen. Por ello, informó que desde la SEMG se está trabajando en la elaboración de una Guía para el seguimiento de este tipo de pacientes, que está siendo consensuada en la actualidad con las principales sociedades científicas implicadas.