En México, el cáncer ocupa el tercer lugar como causa de mortalidad, después de las enfermedades cardiovasculares y complicaciones por diabetes mellitus.

Sin embargo, Abelardo Meneses García, director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), considera que el cáncer es prevenible y curable mediante diagnóstico temprano, tratamiento adecuado y la atención de más especialistas.

En el país existen dos mil 500 especialistas en cáncer, que incluye ramas como cirugía, gineco-oncología, oncología médica, quimioterapia, radio oncología y oncología pediátrica. No obstante, hacen falta tres veces más especialistas para atender la demanda.

Meneses García explica que cada año se diagnostican cerca de 15 mil casos nuevos de cáncer de colon, la mayoría en etapas avanzadas de la enfermedad, por lo que 52% de las personas fallece por esta causa.

En tanto, el epidemiólogo del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Martin Lajous Loaeza, informó que en los últimos 24 años aumentaron los casos de cáncer de colon en personas de 50 años y más, sobre todo en hombres.

Cifras del Global Cancer Observatory (Globocan), refieren que en el mundo hay alrededor de 18 millones de casos nuevos de todos los tipos de cáncer. Del total de defunciones, 9.6 millones son tumor de colon.

Este tipo de cáncer es la primera causa de muerte por tumores malignos en la Ciudad de México, Estado de México y entidades del norte del país, por lo que considera se debe prevenir con el cambio de hábitos alimenticios.

Prevención y diagnóstico oportuno

Meneses García señala que la alimentación no saludable e infecciones bacterianas pueden ser las principales causas de cáncer de colon, aunque también influye el sobrepeso, la obesidad, sedentarismo, tabaquismo y consumo de alcohol.

El director General del INCan atribuye un mayor sobrepeso en la población, al sedentarismo por uso excesivo de las herramientas tecnológicas.

Además de que acusa el abuso en el consumo de bebidas azucaradas, alimentos ultraprocesados y con alto contenido calórico.

“El sobrepeso y el sedentarismo contribuyen al desarrollo de tumores malignos y una parte importante de la población se encuentra en esta condición”, afirma.

Por lo anterior, Meneses García se pronuncia por una mayor articulación desde el primer nivel de contacto hasta la especialidad, así como la realización de pruebas de detección para el diagnóstico temprano.

Agrega que ya que cuando inician las neoplasias o tumores son potencialmente curables con los esquemas de tratamiento.

Sobre ello, estima que 30% de los tumores en general se pueden prevenir y otro 30% es susceptible de ser detectado, para luego diagnosticarse y potencialmente curarse.

Acciones saludables

El Instituto Nacional de Cancerología cuenta con su programa INCan Saludable, que contempla entre su personal la realización de seis actividades por 21 días cada una, entre las que se encuentra:

  • desayunar diariamente.
  • caminar dos mil pasos más de los habituales.
  • reducir 100 kilocalorías de pan y otras 100 de grasas.
  • consumir dos litros de agua simple.
  • incluir en la dieta leguminosas, frutas y verduras.