La Sociedad Española de Cardiología (SEC) acaba de publicar nuevos datos de la encuesta RECALCAR. Esta analiza los recursos, la actividad y la calidad de las unidades asistenciales de Cardiología. Uno de los datos que destaca es el aumento de las unidades de insuficiencia cardiaca en España. En 2012, el 42 por ciento de los servicios de cardiología tenía una unidad de insuficiencia cardiaca. En 2018 contaban con una unidad de este tipo el 84 por ciento de los servicios de Cardiología. Esto representa un incremento del 42 por ciento en tan solo seis años.

Pese a este incremento en las unidades de insuficiencia cardiaca, aún hay datos por mejorar. Muestra de ellos es que el informe pone de manifiesto el elevado porcentaje de reingresos a los 30 días por esta enfermedad. Este alcanza el 9,3 por ciento de media en España.

Estos datos confirman que el manejo de la insuficiencia cardiaca sigue siendo uno de los principales retos del Sistema Nacional de Salud.

Datos de las unidades de insuficiencia cardiaca

El informe RECALCAR también expone las comunidades autónomas con las tasas de reingreso por insuficiencia más altas del país. Entre ellas destaca Extremadura (11,1 por ciento); Asturias y Murcia (10,8 por ciento) y Madrid (10,7 por ciento). En el lado contrario, están las comunidades con las tasas de reingreso más bajas por esta enfermedad.  Estas serían Navarra (6,1 por ciento); Andalucía (8,8 por ciento) y Aragón (8,9 por ciento).

Ante estos datos, hacía algunas valoraciones , Ángel Cequier, presidente de la SEC. En concreto, revelaba que entre 2007 y 2018 “solo se han logrado discretas reducciones de la estancia media en los ingresos hospitalarios por insuficiencia cardiaca”. El experto también asegura que “la estancia media es susceptible de un mayor descenso”. Para ello se deben poner en marcha estrategias consensuadas, continuidad asistencial y mejores prácticas en la gestión clínica. Todo ello también dentro de las unidades de insuficiencia cardiaca.