Durante la 48º Reunión Anual del Programa Español de Tratamientos en Hematología (PETHEMA), se han presentado los últimos resultados de los trabajos que tiene en marcha y sus proyectos de futuro. En concreto, varios ensayos clínicos internacionales sobre leucemia mieloblástica aguda liderados por este grupo. Esta representa el 40 por ciento de todas las leucemias en el mundo occidental. Su incidencia en nuestro país se estima en 3,5 nuevos casos por 100.000 habitantes/año.

De todos los ensayos clínicos que tiene en marcha LMA-PETHEMA, los estudio FLAGINEXOR y FLUGAZA ya han finalizado. Los resultados del primer trabajo están pendientes de publicación, y los del segundo se han enviado recientemente para ser publicados. Por su parte, el estudio APOLLO continúa con el reclutamiento de pacientes en toda Europa. Asimismo, la reciente publicación en la revista científica Haematologica de un ensayo clínico biológico del Grupo Español de LMA, ha supuesto un hito para la armonización de procedimientos y resultados en el abordaje de este tipo de leucemia.

Daba más detalles al respecto Pau Montesinos, coordinador del grupo. “Actualmente, tenemos en marcha el ensayo PEVOLAM, un estudio fase 3 aleatorizado, en el que se compara azacitidina vs azacitidina y pevonedistat”. Este está destinado a tratar la leucemia mieloblástica aguda en el paciente anciano. “En este proyecto participan 60 instituciones de España y Portugal, y pretende incluir a 466 pacientes. Esperamos contar con los primeros resultados en unos dos años, aproximadamente”.

Futuro del tratamiento de la leucemia mieloblástica aguda

Respecto al futuro, según explica Montesinos, “los anticuerpos monoclonales representan un área de interés para el tratamiento de la leucemia mieloblástica aguda. Así, existen varios fármacos en desarrollo. Sin embargo, a día de hoy, tan solo gemtuzumab ozogamicina cuenta con la indicación”. En concreto pacientes jóvenes, en combinación con quimioterapia intensiva. “Sin embargo, también esté recomendado por las guías de PETHEMA para el tratamiento de la leucemia mieloblástica aguda de riesgo favorable”.

Montesinos también se refería a los inhibidores de GLT de segunda generación, gilteritinib y quizartinib. Estos han demostrado en ensayos clínicos fase 3 una ventaja en el aumento de la supervivencia en pacientes con LMA FLT3 mutado en recaída y resistencia a la primera línea de tratamiento. “A pesar de ello, tan solo el primero ha sido autorizado en Europa y esperamos que pronto pueda estar disponible en España”.