Durante la inauguración de la Jornada Sistema de Información del Sistema Nacional de Salud, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha anunciado que España participará en el llamado proyecto PaRIS. Se trata de una encuesta promovida por la OCDE que pretende medir los resultados declarados por pacientes con enfermedades crónicas seguidos desde Atención Primaria. Si bien la misma ya cuenta con la participación de un total de 15 países, España es uno de los países que participan desde el inicio en este proyecto junto a Francia, Italia, Noruega, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia, entre otros.

De esta forma, según ha explicado Carcedo en este foro, “el Ministerio quiere, coordinadamente con las CCAA, avanzar en la recopilación de indicadores reportados por los propios pacientes”.  Todo ello para “medir la deseada orientación de los servicios a las personas, intentando conocer si los resultados que ellos perciben en su salud son coherentes con los que se observan desde la clínica o desde la gestión”.

Con este objetivo, en 2020 está prevista la realización de la encuesta piloto y, si responde a las exigencias metodológicas, se espera tener en 2021 los primeros resultados sobre la percepción que tienen los pacientes.

El Sistema de Información del SNS

Respecto a la situación concreta en España, Carcedo ha afirmado en esta jornada que, si bien los datos no han sido siempre accesibles ni comparables entre CC.AA, la idea es que el Sistema de Información del SNS palie esta situación. “El esfuerzo en la normalización supone una tarea ingente y no suficientemente reconocida porque no se ve, pero es esencial para poder asegurar la comparación de datos”, ha agregado Carcedo.

En este marco, ha insistido Carcedo, el Sistema de Información del SNS debe permitirnos conocer la capacidad de respuesta a las necesidades de la ciudadanía en condiciones de equidad, calidad y pertinencia de los servicios; y la productividad de los recursos empleados para lograr los mejores resultados en salud individual y colectiva.

En la actualidad, el Ministerio ofrece un repertorio estadístico sanitario, de uso público, que proporciona millones de datos. Desde los recogidos por encuestas de salud de la población, que obtienen periódicamente información en cerca de 30.000 hogares; las altas hospitalarias o el seguimiento en la Atención Primaria de una cohorte de 4,7 millones de personas.