E.P.- España ingresó el año pasado 145,3 millones de euros por la asistencia sanitaria prestada a ciudadanos de la Unión Europea en nuestro país. Sin embargo, únicamente debió abonar 17,2 millones de euros por la asistencia prestada a españoles en la UE, por lo que el saldo neto fue de 128,1 millones de euros. Respecto a años anteriores, los 145,3 millones de euros ingresados por España el año pasado por este concepto suponen un aumento respecto a los 125,4 del año 2001, mientras que los 17,2 millones que hubo que pagar supusieron un descenso respecto a los 24,6 millones abonados en 2000.

Según la respuesta del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a una pregunta del parlamentario de CiU, Jordi Martí, los países que debieron abonar más dinero a España por haber asistido sanitariamente a sus ciudadanos fueron Reino Unido con un total de 50,8 millones de euros, Francia con 29,2 millones de euros y Bélgica con 15 millones de euros.

Por su parte, Alemania abonó 14,9 millones de euros, una cifra pequeña comparada con los 38 millones de euros que abonó en el año 2001 y que le situaron en aquel momento a la cabeza del ranking.

Los ciudadanos europeos que menos coste en asistencia sanitaria tuvieron en España el año pasado fueron Grecia con 12.874 euros, e Islandia con 22.435 euros.

Por lo que se refiere a los gastos sanitarios prestados a españoles en países de la UE, el más elevado se produjo en Francia, a la que hubo que abonar 10,2 millones de euros, seguida de Bélgica, con 3,4 millones de euros. Por el contrario, sólo hubo que abonar 291 euros a Islandia y 311 a Suiza.