Cada año, con

la llegada del

frío y de la temporada

de gripe,

las oficinas se vacían

al incrementarse

el número

de personas obligadas

a quedarse

en casa. Y es que,

según los resultados

del estudio

“Hábitos de los españoles ante

la gripe estacional”, en los últimos

tres años se han presentado

casos de gripe en el 37 por

ciento de los hogares españoles

y más de la mitad (51 por

ciento) de los entrevistados tuvo

que faltar al trabajo como

consecuencia de la enfermedad.

El estudio revela asimismo

que en el 86 por ciento de

los casos es un miembro del

hogar el que se hace cargo de

los niños cuando éstos contraen

el virus de la gripe, incluso

faltando al trabajo (15

por ciento). La media de absentismo

de los españoles a

causa de la gripe se sitúa en

los 4,7 días.

El coste para

las empresas

La gripe supone una interrupción

sustancial de las actividades

habituales de los afectados,

especialmente en lo

relativo a sus tareas laborales,

lo que conlleva enormes pérdidas

económicas.

En la actualidad, la gripe

estacional está considerada

como uno de los principales

problemas de salud pública,

que afecta anualmente a entre

el 5 y el 10 por ciento de los

habitantes de grandes poblaciones,

siendo muchos de ellos

parte de la población activa.

Así, a los gastos sanitarios que

representa el tratamiento de

esta enfermedad se suman los

costes derivados de las bajas

laborales.

Los costes laborales de la

gripe estacional suponen cada

año pérdidas cercanas a los 70

millones de horas de trabajo.

Así y según el estudio “Impacto

económico de la gripe en el

medio laboral”, el coste estimado

de la gripe es de 387,6

millones de euros (374,8 millones

son cubiertos por las

empresas y 12,8 por la Seguridad

Social).

Según este mismo estudio,

los costes sociales derivados

de las epidemias de gripe y relacionados

principalmente con

las hospitalizaciones y el absentismo

laboral ponen de

manifiesto la importancia de

esta afección en la economía

española. La ausencia laboral,

que incluye el acompañamiento

en caso de niños, supone

un coste medio de 348 euros

por paciente.

Los resultados también

muestran que el virus de la

gripe afecta en la misma medida

a hombres y a mujeres,

no siendo así en el caso de la

edad, ya que los individuos de

más edad tienen mayor riesgo

de complicaciones tras la infección

por el virus gripal. Del

mismo modo, la duración del

absentismo laboral se prolonga

a medida que aumenta la

edad de los pacientes.