A un año de llegar a México, Telefem se afianza como una opción segura para las personas gestantes que buscan la interrupción del embazo de manera legal a través de un esquema farmacológico combinado que consiste en mifepristona y misoprostol.

De a cuerdo con el Dr. Francisco Eduardo López Ceh, representante Médico de Telefem, este esquema tiene una efectividad de hasta 98 % con un índice de complicaciones de menos del 0.1 %.

En entrevista el especialista, comparte con El Médico Interactivo México la importancia de tener opciones seguras para poder interrumpir el embarazo sin vulnerar la confidencialidad, privacidad y salud, todo esto en estrecho seguimiento de especialistas ginecólogos disponibles vía telemedicina.

Atención segura para la interrupción legal del embarazo

Durante el último año, Telefem ha atendido aproximadamente 5.000 contactos y ha brindado apoyo a través de 1.302 consejerías, mismas que permitieron cerca de 500 procedimientos de Interrupción legal del Embarazo (ILE), con un porcentaje de éxito del 99.1 %, cuya tasa de éxito se debe al esquema combinado de mifepristona y misoprostol, lo que reduce las complicaciones a menos del 0.1 %.

Toda persona gestante que necesite interrumpir el embarazo cuenta con una asesoría, seguimiento y acompañamiento personalizado dentro de los parámetros que requiera el paciente, ya sea vía telefónica, videollamada o whatsapp.

Cabe destacar que en México aún persisten barreras para el acceso libre y seguro de la interrupción del embarazo para lograr que las personas gestantes puedan ejercer sus derechos reproductivos con autonomía y libertad para decidir sobre el derecho a la maternidad.

Proceso de ILE en telemedicina

Durante este año pasado se registró mayor contacto vía redes sociales en cuyo caso el seguimiento consiste en:

  • Canalizar a la persona gestante con una consejera para crear un primer Historial Clínico cuyo filtro más importante es que no cuenten con más de 10 semanas de gestación.
  • Contactar con un médico ginecólogo que analice el caso y complemente el historial clínico, a veces con pruebas de laboratorio.
  • Dirigir al pago.
  • Seguimiento y acompañamiento previo y durante la recepción de los fármacos para atender las indicaciones de la dosis, así como vigilancia médica por posibles efectos secundarios.
  • El proceso termina hasta que el médico se asegure de una segura evacuación y pueda recomendar algún método anticonceptivo adecuado.

 

Este proceso puede tardar en completarse hasta 3 días dependiendo de los factores de envío y recepción de paquetes, así como de la historia clínica de la persona gestante, detalla el especialista.

Los efectos secundarios de este esquema farmacológico, aprobado por la Organización Mundial de la Salud, son mínimos. La mayoría de las personas gestantes no suelen tener síntomas o malestares. Algunas pueden presentar calambres y sangrado igual o un poco más intenso que el de la menstruación.

Efectos secundarios y complicaciones del ILE

Entre los efectos secundarios de la Interrupción Legal del Embarazo, la mujer puede experimentar fiebre, diarrea, nauseas, dolor de cabeza y escalofríos que pueden aparecer y desaparecer en algunas horas e incluso días.

Para estos casos, el médico ginecólogo siempre está en estrecha comunicación con la persona gestante para monitorear que todos los síntomas presentados sean controlados o esperados. Si algo sale de los parámetros normales se debe acudir a un hospital cercano que previamente se ha mapeado en el proceso.

Apoyo a las víctimas de delitos sexuales

Como parte de los derechos de las víctimas de violencia, el Estado tiene la obligación de permitir a las personas gestantes el acceso a la ILE como parte de sus derechos humanos, ya que la decisión sobre la interrupción concierne únicamente a la persona embarazada.

Esto reafirma su derecho a la autodeterminación de su cuerpo en cualquier circunstancia sin cuestionamientos morales, es decir, "no se les revictimiza ni se cuestiona la razón de su decisión", agregó el doctor López Ceh.

El lenguaje incluyente es importante 

Telefem se ha preocupado desde el primer día por una utilización respetuosa del lenguaje y los pacientes, pues hoy debe quedar muy claro que no solo las mujeres pueden gestar y este trato ha permitido a las diversidades acercarse a esta opción con seguridad. Lo que sin duda seguiremos fomentando.