En una nueva acción para contrarrestar los contagios y las muertes por coronavirus, el Gobierno de Michoacán puso en operación la App Mi Salud, estrategia con la cual abre la puerta a la telemedicina. A través de una videollamada, cada paciente podrá recibir orientación médica y de calidad desde su casa.

Ahora, las personas enfermas por COVID-19 pueden tener una atención personalizada y gratuita. La App está conectada a una red con la capacidad para recibir hasta 10 mil videollamadas y atender a más de 3 mil pacientes, con el fin de evaluarlos física y mentalmente.

El gobernador Silvano Aureoles precisó que en caso de que una persona sea notificada de que su resultado es positivo al padecimiento, se le dará un código de descarga y podrá agendar hasta 4 citas en el horario que lo desee.

“La contingencia requiere innovación y generar propuestas diferentes para acercar los servicios médicos; el distanciamiento social no debe ser un obstáculo para recibir atención personalizada y de calidad”, afirmó.

La telemedicina garantiza orientación médica de calidad

A su vez Diana Carpio, titular de la Secretaría de Salud en Michoacán, dijo que con la telemedicina se garantiza que el paciente reciba orientación médica de calidad desde su casa, evitando que se ponga en riesgo la salud de su familia y su comunidad.

“Este servicio, igual que todos los que se prestan en el Estado, es totalmente gratuito y se darán recomendaciones específicas para cuidar de sus familiares, especialmente, de sus abuelos, embarazadas y enfermos crónicos, como hipertensos o diabéticos”, detalló.

La nueva App fue creada por la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), en colaboración con médicos de la Universidad Michoacana y la Universidad Vasco de Quiroga.

La víspera, el gobernador Aureoles insistió en que es un error pensar que la pandemia en el Estado y el país está controlada. Y advirtió: “Si no se respetan las medidas sanitarias y el número de contagios y muertes sigue aumentando, regresaremos a medidas restrictivas, pues lo más importante es la salud y no quiero que se pierdan más vidas”.