Un estudio dirigido por investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, ha descubierto una asociación significativa entre los fármacos reductores del colesterol conocidos comúnmente como estatinas y las tasas de supervivencia de las pacientes con cáncer de mama triple negativo. Dado que las estatinas son de bajo coste, de fácil acceso y producen efectos secundarios mínimos, esto podría tener un impacto importante en los resultados de esta agresiva enfermedad.

El estudio, dirigido por el doctor Kevin Nead, profesor adjunto de Epidemiología, y publicado en la revista ‘Cancer’, amplía los conocimientos actuales sobre la relación entre el uso de estatinas y el cáncer de mama triple negativo (CMTN), y es el primer estudio con la potencia adecuada para investigar la relación entre las estatinas y los subtipos de cáncer de mama agresivo.

Los investigadores descubrieron una mejora relativa del 58% en la supervivencia específica del cáncer de mama y una mejora relativa del 30% en la supervivencia global con el uso de estatinas. La mediana de seguimiento fue de 3,3 años para la supervivencia específica del cáncer de mama y de 4,4 años para la supervivencia global.

«Ya existe un cuerpo de literatura sobre las estatinas y el cáncer de mama y los resultados han sido inconsistentes –recuerda Nead–. Las investigaciones anteriores han considerado el cáncer de mama como una sola enfermedad, pero sabemos que hay muchos subtipos de cáncer de mama y queríamos centrar nuestra investigación en esta forma particularmente agresiva de cáncer de mama que tiene limitadas opciones de tratamiento eficaces».

Receptores de estrógeno o progesterona

El CMTN es una enfermedad agresiva que representa aproximadamente entre el 10% y el 20% de los diagnósticos de cáncer de mama. Triple negativo significa que el cáncer de mama no tiene receptores de estrógeno o progesterona ni positividad para HER2, que son los tres receptores más comunes del cáncer de mama. Esta combinación da lugar a un cáncer de mama muy agresivo con mal pronóstico y con opciones de tratamiento limitadas, ya que hay pocos receptores a los que dirigirse activamente con las terapias existentes.

El análisis según el estadio del cáncer de mama sugirió que la asociación del uso incidental de estatinas con la mejora de los resultados puede ser mayor en las mujeres con CMNT en estadio temprano. Cuando se examinó la intensidad de las estatinas, el uso de estatinas de alta intensidad tuvo el mayor efecto sobre la supervivencia global entre las mujeres con CMNT. Los investigadores también encontraron una asociación estadísticamente significativa entre las estatinas lipofílicas y la mejora de la supervivencia global.

«Sabemos que las estatinas disminuyen la división celular del cáncer de mama y aumentan la muerte celular –apunta Nead–. Nuestro estudio demuestra que existe una asociación entre las estatinas y la mejora de los resultados en el CMNT, y ha llegado el momento de profundizar en esta idea en un ensayo prospectivo».