Durante esta crisis sanitaria todos los especialistas sanitarios han tenido un papel destacado, cada uno en su área, para hacer frente a una emergencia con pocos recursos. Entre estos profesionales también ha destacado el trabajo de los médicos residentes, cuya renovación de los contratos ha sido además uno de los temas de mayor controversia.

Estos días, muchos de estos facultativos especialistas terminan su periodo de formación. En concreto, según cifras aportadas por el Sindicato Médico de Granada este año podrían terminar su formación MIR 6.069 médicos especialistas, lo que supone un número ligeramente mayor al del año pasado, con un incremento de 148.  Pese a ello, el sindicato advierte en un documento de análisis de estos MIR, de que se está formando una  gran  bolsa  de graduados  sin especialidad  que  no  pueden ejercer en  los  sistemas sanitarios públicos

Asimismo, este incremento de especialistas no se da por igual en todas las especialidades. Así, se han perdido plazas disponibles para iniciar la formación en 2020 con relación a 201  las siguientes especialidades: Medicina del Trabajo  (‐26), Análisis Clínicos (‐13), Bioquímica  Clínica (‐11), Obstetricia y Ginecología (‐6), Cir.Torácica (‐8), Farmacología Clínica (‐6), Neurofisiología Clínica (‐4), Cir. Pediátrica (‐3), Cir. Cardiovascular (‐2) y Medicina Nuclear (‐2). Por otra parte, se convocan el mismo número de plazas que en el año 2010 de las siguientes especialidades: Cirugía Oral y Maxilofacial y Neurocirugía. En el resto se produce un aumento, sobre todo destacando el caso de Medicina Familiar y Comunitaria (+320), Pediatría (+71), Anestesiología (+40), que son las especialidades con un mayor déficit.

Tal y como exponen desde el Sindicato Médico de Granada, “ahora es de justicia que nuestros Servicios de Salud les ofrezcan contratos de larga duración para que refuercen y rejuvenezcan la plantilla de facultativos, para seguir luchando contra el virus, se beneficiarán los centros y lo que es más importante todos los ciudadanos”.  Todo ello, teniendo en cuenta que “nos encontramos en estos años con un importante incremento de las jubilaciones de médicos en España que aumentará en los próximos años”.

Mejorar las condiciones para no perder talento

De esta forma, uno de los retos es ofrecer cuanto antes contratos atractivos y de larga duración a estos facultativos especialistas, “para que la mayoría no se marche fuera de España, cuando se abran las fronteras de nuevo”. Cabe recordar que en el año 2019 un total de 2.500 médicos han solicitado a la Organización Médica Colegial (OMC) el  certificado de idoneidad para salir fuera de España, aunque finalmente el número de los que emigran posiblemente sea bastante inferior.

Por otra parte, desde el sindicato también se plantean iniciativas como convocar oposiciones con todas las plazas vacantes cuando sea posible y las que se puedan producir hasta final de año para que puedan presentarse, tanto estos que terminan como los miles que aún están en contratos precarios por meses, semanas, guardias, días, horas, etc.

Radiografía de los MIR

En cuanto a la radiografía de estos facultativos especialistas, el porcentaje de feminización en los MIR es el 66 por ciento. El año 2018 se llegó al techo en porcentaje de feminización, al menos para los próximos años, pues en las nuevas promociones desde el 2015 está disminuyendo levemente el porcentaje de  feminización.

Por provincias, Madrid, Barcelona y Valencia son las que tienen un mayor número de médicos que pueden terminar  su formación. En el otro extremo aparte de INGESA encontramos a Soria,  Palencia y Cuenca como las provincias en las que menor número de MIR puede terminar su formación.