José García. Madrid.- El futuro de los tratamientos contra el cáncer pasa, entre otros aspectos, por la estratificación de pacientes por el patrón de expresión de los tumores y por la combinación de nuevas moléculas, "fármacos que quizá por sí solos no tienen actividad tumoral, pero mezclándolos sí". Así lo ha manifestado el director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, Mariano Barbacid, quien ha subrayado que "pensar que un solo fármaco vaya a curar tumores sólidos, como el de pulmón, colon o mama, es algo no realista".

Barbacid, quien ha presentado la reunión "Targeted Search of Anticancer Drugs", un encuentro científico que se está desarrollando en Madrid hasta este miércoles, 19 de marzo, dentro del ciclo anual de las CNIO Cancer Conferences (CCC), ha adelantado que este Centro está preparando para 2004 un programa multidisciplinar de descubrimiento de fármacos, donde estarán involucradas, entre otras, las áreas de Bioquímica, Biología Estructural, Análisis Genómico y Química Médica.

Para el director del CNIO, una de las novedades emergentes dentro del mundo del cáncer es la estratificación de pacientes por el patrón de expresión de los tumores, es decir, "ya no hablaremos de pacientes con cáncer de colon en general, si no de pacientes con cáncer de colon con uno u otro patrón de expresión. De esta forma, al suministrar moléculas específicas a pequeños subgrupos de pacientes, aumenta la efectividad del tratamiento".

De los 432 compuestos que en la actualidad están en ensayos clínicos, según Barbacid, la mayoría son moléculas específicas. "Todo ello conlleva dificultades para los oncólogos clínicos. Ahora no deberán limitarse a comprobar si la masa tumoral disminuye o no, tendrán que ver que cada compuesto, aunque no tenga actividad tumoral, funciona como tiene que hacerlo. Deberán mirar, por ejemplo, si la kinasa ha sido inhibida o qué niveles de concentración de droga se dan. Su trabajo se complicará y sólo los que tengan visión de futuro tendrán éxito, ya que el éxito podría encontrarse en la combinación de tres o cuatro fármacos con actividad al aplicarlos al mismo tiempo, pero que por sí solos no la tienen", explicó Barbacid.

El director del CNIO, por otra parte, indicó que el cáncer de colon y el de pulmón son los que en este momento "tienen mayor interés clínico, debido a su incidencia y a la poca supervivencia que hay de media".

Búsqueda de nuevas dianas

En estas reuniones monográficas, centradas en aspectos específicos y punteros de la investigación del cáncer, también ha participado el doctor David H. Beach, presidente de Genética Inc. de Boston. Este experto, centrado en la búsqueda de nuevas dianas, ha señalado que "mis investigaciones se dirigen a la identificación y caracterización de nuevos genes que pueden estar involucrados en procesos tumorales. Concretamente nos centramos en dos características esenciales de los tumores: la inmortalidad de la célula y la metástasis. El objetivo de nuestro trabajo es identificar genes que puedan ser responsables de estos procesos para posteriormente poder utilizarlos como dianas moleculares".

Por su parte, el doctor Amancio Carnero, responsables del Grupo de Desarrollo de Ensayos del Programa de Terapias Experimentales del CNIO, se refirió a la idea de que el propio centro pueda buscar por distintas vías fármacos eficaces contra el cáncer. "Se puede, por ejemplo, tratar de identificar dianas concretas que pueden estar alteradas en la célula tumoral con respecto a la célula normal y a partir de ahí intentar encontrar fármacos activos frente a ese tumor. Identificada la diana, se busca el medicamento capaz de localizarla, reconociendo las células tumorales y no dañando las sanas, porque eso significaría aumentar la eficacia y reducir los efectos secundarios". Es lo que el doctor Barbacid ha denominado "moléculas específicas".

En definitiva, la identificación de nuevas dianas terapéuticas permitirá, a largo plazo, sustituir los tratamientos de quimioterapia convencionales por los citados fármacos más específicos y, por tanto, más eficaces y seguros, según han coincidido los expertos durante este encuentro científico.