Un estudio publicado en la revista científica ‘Family Practice’ ha concluido que recibir terapia hormonal sustitutiva en los seis meses siguientes al diagnóstico de COVID-19 está asociado a una reducción de la mortalidad por la enfermedad.

Los hombres y las mujeres son igualmente susceptibles a la infección con el SARS-CoV-2. Sin embargo, los hombres tienden a presentar infecciones más graves y tienen mayores tasas de hospitalización y mortalidad.

Una revisión reciente de las diferencias de sexo en el COVID-19, con datos de 38 países, descubrió que la mortalidad en los hombres era 1,7 veces mayor que en las mujeres. Las mujeres más jóvenes o con mayores niveles de estrógenos tienen menos probabilidades de sufrir complicaciones por COVID-19.

Las mujeres tienen una respuesta inmunitaria más rápida

Estudios anteriores también han demostrado que las mujeres tienen una respuesta inmunitaria más rápida y mayor a las infecciones víricas. Los investigadores han observado datos similares en pandemias anteriores, como los brotes de SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y MERS-CoV (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio).

La razón de estas diferencias de sexo es incierta. Los limitados datos observacionales recientes sugieren que el estrógeno puede reducir la gravedad de la enfermedad COVID-19. Este estudio investigó la asociación entre la terapia de sustitución hormonal o el uso de anticonceptivos orales combinados, y la probabilidad de muerte en mujeres con COVID-19.

Los investigadores estudiaron la anticoncepción oral combinada, que contiene estrógenos, porque algunos datos observacionales recientes sugieren que las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen un menor riesgo de adquirir COVID-19.

Los investigadores utilizaron una cohorte retrospectiva con registros médicos de la base de datos de atención primaria del Oxford-Royal College of General Practitioners Research and Surveillance Centre. Identificaron un grupo de 1.863.478 mujeres mayores de 18 años de 465 consultas generales de Inglaterra.

Reducción de la mortalidad por los estrógenos

Hubo 5.451 casos de COVID-19 dentro de la cohorte. El tratamiento hormonal sustitutivo se asoció a una reducción del 78 por ciento de la mortalidad por todas las causas en la COVID-19.

Esto sugiere que los estrógenos pueden contribuir a un efecto protector contra la gravedad del COVID-19. Esto podría explicar por qué menos mujeres, en comparación con los hombres, han sido hospitalizadas, ingresadas en cuidados intensivos o han muerto a causa de la COVID-19 durante la pandemia.

"Este estudio respalda la teoría de que los estrógenos pueden ofrecer cierta protección contra la gravedad del COVID-19. Esperamos que este estudio pueda tranquilizar a los pacientes y a los médicos en el sentido de que no hay ninguna indicación de suspender la terapia de sustitución hormonal a causa de la pandemia", remacha Christopher Wilcox, uno de los autores del trabajo.