La Sociedad Española de Reumatología (SER) ha puesto en marcha el ‘Estudio de epidemiología de la osteoporosis en España’ (‘OsteoSER’). Su objetivo es conocer la magnitud de esta enfermedad. Este es así el primer paso para poder adaptar las políticas de salud a la situación concreta de España.

Cabe recordar que el coste de la osteoporosis en la Unión Europea en 2010 se estimó en 37.000 millones de euros. De los mismos, los costes del tratamiento de fracturas incidentes representaron el 66 por ciento;  la prevención farmacológica el 5 por ciento; , y la atención de la fractura a largo plazo el 29 por ciento.

"Por eso, en los países occidentales uno de los objetivos de salud es la prevención primaria y secundaria de la fractura por fragilidad", ha dicho la reumatóloga del Hospital Universitario de Bellvitge (L’Hospitalet) e investigadora principal de este proyecto, Carmen Gómez Vaquero.

Epidemiología de la osteoporosis en España

En España, la incidencia de fractura de cadera ajustada por edad está disminuyendo. En parte por las intervenciones de salud que se están realizando y también por el efecto cohorte. La gran variabilidad existente entre comunidades autónomas se justificaría, además de por factores genéticos, demográficos y climáticos, por el efecto cohorte asociado a la Guerra Civil.

Ante estos cambios es necesario contar con nuevos datos. Para ello, es clave conocer la epidemiología de la osteoporosis en España. “Además, se han ido desarrollando técnicas de evaluación de la calidad ósea y de la composición corporal que pueden complementar el valor predictivo de la densidad mineral ósea sobre el riesgo de fractura y que se han incluido en ‘OsteoSER'", ha recalcado Gómez Vaquero.

En concreto, el objetivo principal del trabajo, que cuenta con la financiación de Hologic, Stada y UCB, es estimar la distribución de parámetros de masa y arquitectura ósea. También de la composición corporal. Todo para obtener curvas de normalidad actualizadas de densidad mineral ósea y composición corporal en población española entre 20 y 80 años.

“Como objetivos secundarios, nos planteamos estimar la prevalencia de osteoporosis, de fracturas por fragilidad, de fracturas vertebrales por Vertebral Fracture Assessment y de sarcopenia. Asimismo, podremos calcular el riesgo de fractura de la población española entre 40 y 80 años con la herramienta FRAX”,  concluye Gómez Vaquero.