La diabetes se coloca como uno de los principales problemas de salud tanto en México como en el mundo, siendo una de las primeras causas de muerte prematura.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, se estima que en México entre el 5 % y 7 % de los pacientes que tienen diabetes, corresponden al tipo 1.

Significa que el cuerpo ataca las células productoras de insulina, por lo que la persona no produce lo suficiente para mantener los niveles correctos de azúcar en la sangre.

Este tipo de diabetes puede afectar a personas de cualquier edad, pero principalmente se manifiesta en la etapa de la niñez y adolescencia.

Ante esta condición es que la empresa Sanofi presentó los resultados de su estudio “InRange”,  el cual compara insulinas basales de segunda generación. Lo anterior a través del concepto “Tiempo en Rango” (TIR, por sus siglas en inglés), como un criterio de evaluación clave en la efectividad de tratamientos para personas con diabetes tipo 1.

Las ventajas del estudio en pacientes con diabetes

El estudio “InRange” es el primero en su tipo, y toma relevancia luego de que permite beneficiar a los pacientes a través de un control metabólico ante su enfermedad.

Tuvo una duración de 12 semanas y contó con la participación de 343 pacientes con diabetes tipo 1 y que se ubicaban en un rango de edad entre 18 y 70 años.

Los participantes tenían niveles de hemoglobina glicosilada previa entre el 7 y 10 % y que contaban con cuatro semanas sin recibir tratamiento.

“Para Sanofi es una prioridad participar en investigaciones que generen un impacto en la calidad de vida de las personas”, así lo afirma el doctor Luis Anguiano Medrano. Él es gerente médico de la Franquicia Diabetes en Sanofi México y Educador en Diabetes por la Federación Mexicana de Diabetes.

El especialista agrega que el estudio permite seguir desarrollando esquemas innovadores que complementen y hagan más fácil los seguimientos ante estos padecimientos.

Innovación en el tratamiento con insulina

InRange denotó la no inferioridad entre dos tipos de insulinas, lo cual es nueva evidencia médica para determinar el tratamiento para personas con diabetes tipo 1.

“Con los resultados de estudios como InRange, se toma más fuerza el tema del monitoreo continuo de glucosa en personas con diabetes”. Así lo considera la doctora Paloma Almeda Valdés, especialista en Medicina Interna y Endocrinología adscrita al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

La experta afirma que aunque todavía existen técnicas como la medición de la glucosa a través de una gota de sangre, hoy se pueden realizar también métodos diferentes.

Estos métodos incluso no requiere punción constante en el dedo de los pacientes.

Ambos especialistas recordaron que la diabetes constituye uno de los principales problemas de salud y provocan ceguera o amputación no traumática.