E.P.-El 40 por ciento de los médicos de Atención Primaria reconoce no intervenir sobre los problemas de obesidad de más de la mitad de sus pacientes y un 70 por ciento de los facultativos considera que la actuación sobre el obeso es "poco o nada rentable", según los resultados de un estudio realizado entre los médicos de familia y pediatras en centros de salud de Málaga, y promovido por la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc).

Tal como señalan las conclusiones de dicho estudio, entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes con problemas de obesidad son derivados a Endocrinología, mientras que el 65 por ciento nunca o casi nunca recibe un informe del especialista.

A partir de estos datos, los responsables de la investigación concluyen que "hay una diferencia significativa en el tipo de intervención según la especialidad, de manera que los médicos de familia realizan menos encuestas alimentarias", que, según los mismos, "es el pilar básico en la anamnesis en el paciente obeso".

Otro de los datos a destacar por los investigadores de este estudio es que "las mujeres médico estudian y hacen más seguimiento a la vez que derivan menos cuando el obeso no es mórbido". Además, insisten en que la comunicación con el especialista se da en pocos casos.

Por último, los responsables del estudio resaltan que "teniendo en cuenta que la obesidad es un trastorno metabólico que afecta a casi una cuarta parte de la población, se considera que debe ser incluida en la cartera de servicios del sistema sanitario público andaluz".