Recientemente la organización KPMG, en colaboración con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A.C. (AMIIF), presentó los resultados del estudio “La industria de la innovación en México. Contribución a la salud”. Durante la presentación, Cristóbal Thompson, director ejecutivo de AMIIF, explicó la fuerte correlación que existe entre la salud y el Producto Interno Bruto, pues aquellas naciones con mejores estados de salud tienden a tener ingresos más altos.

Al respecto, Carlos Millán, socio del área de Global Strategy Group de KPMG en México, aseguraba que la innovación influye en el desarrollo de políticas, sistemas, productos, tecnologías, servicios y métodos de entrega de servicios de salud que abonen a la calidad de vida de las personas.

Tal y como se puso de manifiesto, la investigación clínica se debe convertir en un motivo para atraer inversión económica, así como el desarrollo de clústeres regionales de investigación e innovación, transferencia de tecnología y acceso temprano de los pacientes mexicanos a las terapias innovadoras, ya que su aprobación tarda hasta 4 años.

Retos de la innovación en salud 2022

Para superar los retos de la industria es necesario entender las nuevas necesidades en salud y actuar en consecuencia. En cuanto a las inversiones deben estar enfocadas en mayores beneficios, haciendo un balance entre lo urgente y lo necesario para aprovechar al máximo los recursos.

El estudio muestra que dentro de un sector con estrictos requisitos regulatorios, las empresas de AMIIF realizan inversiones audaces para cambiar la vida de las personas. Para conocer con más detalle el estudio pueden consultar https://www.delineandoestrategias.com.mx/