E.P.- Investigadores del Departamento de Farmacología de la Universidad de Göteborg (Alemania) han realizado un estudio genético que revela que los estrógenos pueden guardar una estrecha relación con la personalidad femenina. Sus conclusiones se publican ahora en la última edición de la revista Molecular Psychiatry.

Se sabe que los estrógenos desempeñan un papel clave en la regulación de los diversos aspectos del comportamiento. Para estudiar la contribución potencial de la variación genética en el receptor de estrógenos alfa a rasgos concretos de la personalidad, los autores investigaron el polimorfismo de repetición en el gen para el receptor de estrógenos alfa en 172 mujeres de 42 años de edad que habían participado en un estudio psicológico siguiendo las Escalas de Personalidad Karolinska (KSP, por sus iniciales en inglés).

Basándose en la hipótesis de que existe una relación entre la longitud del polimorfismo de repetición y la función de los genes, los alelos se dividieron en dos grupos: largos y cortos. Para dilucidar la posible influencia del gen alfa, receptor de estrógenos en los diversos aspectos de la personalidad, medidos mediante KSP, se analizó la posible asociación entre dicho gen y cuatro factores: neurosis, psicosis, inconformidad y extraversión.

Se observó que la neurosis, psicosis y la inconformidad aparecían asociados con el gen alfa receptor de estrógenos. Por ello, según los autores del estudio, el polimorfismo repetición dinucleótido estudiado del gen alfa receptor de estrógenos puede contribuir a la conformación de determinados componentes de la personalidad.