E.P.-Tratar a las mujeres con lesiones precancerígenas en el cuello uterino en el mismo momento en el que estas lesiones se detectan puede reducir los índices de cáncer cervical en los países en desarrollo, según un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.) y del Ministerio de Salud Pública de Tahilandia, con mujeres tahilandesas.

Los resultados del estudio, publicado en la última edición de la revista The Lancet (Lancet 2003; 361: 814-820), han encontrado que el testado y tratamiento en el mismo día, consiguió altos índices de seguimiento del tratamiento recomendado, en contraste con la práctica más convencional de diagnosticar, testar y tratar en consultas y visitas separadas.

De las 756 mujeres tratadas el mismo día del diagnóstico de lesiones precancerígenas, un 83,2 por ciento volvió a la visita de seguimiento y un 93,5 por ciento volvió para una revisión un año después. Los autores del presente estudio señalan que "la gran mayoría de las mujeres dijeron estar altamente satisfechas con este nuevo sistema, haciendo que sea más fácil que éstas continúen con sus revisiones regulares y se mantengan sanas".

Las enfermeras locales emplearon vinagre para limpiar el cuello uterino y después inspeccionaron visualmente las lesiones que aparecían en blanco cuando se exponían a la solución líquida. Después ofrecieron un tratamiento inmediato a las mujeres con tests positivos, indicadores de posibles lesiones precancerígenas. El tratamiento consistió de crioterapia, empleando dióxido de carbono comprimido para congelar y destruir los tejidos anormales.

Las mujeres con lesiones más avanzadas, supuesto cáncer y otros problemas, fueron dirigidas a especialistas. Un año después el 94 por ciento de las mujeres tratadas no mostraba signos de ninguna lesión precancerígena. Además, cerca de un 98 por ciento recomendaron el tests a amigas o parientes y cerca de un 95 por ciento dijeron que el tratamiento era igual o mejor de lo que esperaban.