La revista científica The Lancet ha publicado en sus últimos números una serie de artículos y estudios que vuelven a poner en primera línea de actualidad el problema del sobrepeso y la obesidad. Tras estudiar el problema, ahora The Lancet publica un estudio que valora una posible solución: La colaboración del sistema sanitario con empresas que le sirvan de apoyo.

The Lancet publica los resultados de un estudio realizado por MRC Human Nutrition Research (Reino Unido) sobre una muestra aleatoria de 772 adultos con sobrepeso u obesidad en Australia, Alemania y Reino Unido. Los pacientes fueron divididos en dos grupos, uno que siguió durante 12 meses el tratamiento estándar de atención primaria y otro al que le fue ofrecido el método de “entulínea” de Weight Watchers.

Los resultados son concluyentes: El grupo que siguió el método de entulínea de Weight Watchers perdió el doble de peso frente al que sólo siguió el tratamiento estándar de Atención Primaria.

Otros resultados interesantes del estudio son que las personas que siguieron el método de entulínea de Weight Watchers: Tuvieron 3 veces más de posibilidades de perder el 5 por ciento del peso inicial, y 3,5 veces de perder el 10 por ciento; redujeron en mayor medida su perímetro de cintura; tuvieron una evolución más positiva en sus niveles de insulina, glucosa, trigliceridos y colesterol; asistieron a las sesiones de “entulínea” tres veces al mes frente a sólo una visita mensual al médico de aquellos que fueron por la vía de Atención Primaria.

La identificación de un programa de adelgazamiento saludable, escalable y económico en el que el médico de atención primaria pueda apoyarse es de vital importancia en el entorno actual de prevalencia de la obesidad y sistemas sanitarios saturados, donde el público tiende a buscar soluciones milagrosas sin base científica que pueden poner en peligro su salud.