A pesar de que 33% de organizaciones médicas en México ya implementaron servicios de telesalud, o a distancia, se mantiene la desconfianza en los usuarios.

Una investigación reveló que el 40% de los usuarios rechazaron estas nuevas opciones de atención por motivos de seguridad.

Kaspersky, empresa especializada en servicios de ciberseguridad, realizó una encuesta entre proveedores de servicios médicos de 36 países, incluido México, y detectó que la pandemia de Covid-19 modificó radicalmente la percepción de las personas sobre el sector salud.

Kaspersky entrevistó a los responsables de la toma de decisiones en el sector para saber cómo va la transformación digital de la industria.

En su encuesta, les preguntó sobre qué problemas creen que deben resolver para crear un mundo en el que todos tengan acceso a una atención asequible, rápida y de calidad.

Las organizaciones médicas señalaron que se han adaptado a las nuevas condiciones. Es así que hoy 56% de las instituciones de atención médica a nivel global tiene previsto aumentar su inversión en soluciones de telesalud y atención virtual.

Expectativas alentadoras hacia el futuro

Según el estudio de Kaspersky, el 67% de los encuestados en México cree que los servicios de telesalud serán los que más valor aportarán al sector de la atención médica en los próximos cinco años.

Los profesionales encuestados dijeron que la medicina a distancia es práctica y atractiva en muchos sentidos, con ventajas como:

  • El alcance inmediato.
  • La menor transmisión de enfermedades entre los pacientes y el personal.
  • La posibilidad de ayudar a más personas en menos tiempo.

 

Asimismo, 40% de las organizaciones sanitarias mexicanas coincidió en que la mayoría de sus pacientes están más interesados en las sesiones a distancia que en las presenciales.

Lo anterior, señaló el documento, debido a la comodidad que ofrecen.

Otras características de la telemedicina que resultan atractivas para los clientes son que las tecnologías modernas ahorran tiempo, esfuerzo y dinero.

Además de que ofrecen la oportunidad de consultar con un especialista más experimentado.

Preocupa la protección de datos en telemedicina

En México, el servicio más común proporcionado por las organizaciones es la telesalud asíncrona (40%), método que recopila y almacena los datos de los pacientes en una plataforma segura basada en la nube para su posterior uso por parte del médico.

Le siguen la telemedicina (33%), es decir, la comunicación en tiempo real con los pacientes, incluida la videollamada o el chat.

Finalmente, reconocen los usuarios al monitoreo remoto del paciente a través de dispositivos portátiles (13%).

Pese a ello, el 60% de los encuestados a nivel nacional dijo haber experimentado casos en los que los pacientes han rechazado una videollamada con el personal médico.

El 40% informó que las personas se han negado a los servicios de telesalud por cuestiones de privacidad de sus datos.

Otras razones para rechazar esos servicios fueron la desconfianza hacia la telesalud (31%), la falta de voluntad para aparecer en video (14%), y la falta de un equipo adecuado (33%).

Además, 80% de los proveedores de servicios médicos en México afirmó que los doctores de su organización han expresado preocupación por la protección de los datos de los pacientes cuando realizan sesiones remotas.

Solo 33% de los encuestados está muy seguro de que su organización cuenta con las medidas de seguridad necesarias.