La polipíldora es eficaz en la prevención de eventos cardiovasculares tras un ataque al corazón, lo que disminuye la mortalidad por causas cardiovasculares en un 33 %.

Así lo muestra el estudio SECURE, coordinado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), y presentado en el Congreso Europeo de Cardiología (ESC 2022) en Barcelona. Incluso, los resultados de la polipíldora fueron publicados en The New England Journal of Medicine (NEJM).

La polipíldora fue desarrolladoa por el CNIC y Ferrer. Incluye tres medicamentos (aspirina, un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y una estatina).

“Los resultados del SECURE revelan, por primera vez, que la polipíldora logra reducciones en los eventos cardiovasculares recurrentes en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio”. Así lo destaca el investigador principal del estudio SECURE, el Dr. Valentín Fuster, también director médico del Hospital Monte Sinaí.

Comparativo con un tratamiento estándar

El estudio SECURE incluyó a 2 mil 499 pacientes de 7 países europeos (España, Italia, Alemania, República Checa, Francia, Polonia y Hungría). Estos pacientes padecían de enfermedades como hipertensión, diabetes y antecedentes de tabaquismo.

Además, sufrieron un infarto de miocardio, por lo que se les asignó de forma aleatoria la posibilidad de recibir un tratamiento estándar o la polipíldora del CNIC.

La edad promedio de los participantes fue de 76 años y el 31 % eran mujeres.

El objetivo primario del estudio incluyó eventos cardiovasculares mayores como:

  • Muerte por causas cardiovasculares.
  • Infarto de miocardio no mortal.
  • Ictus.
  • Revascularización urgente.

 

El estudio encontró una disminución del riesgo acumulado de presentar estos cuatro eventos del 24 % en pacientes que recibieron la polipíldora. En comparación a los que continuaron tomando el tratamiento por separado de forma habitual.

Por otro lado, la incidencia de muerte cardiovascular disminuyó en un 33 %, pasando de 71 pacientes en el grupo de tratamiento habitual a 48 en el grupo de polipíldora.

La polipíldora ha demostrado su valor, ya que el aumento de la adherencia implica que los pacientes están siendo mejor tratados y, gracias a ello, tienen un menor riesgo de sufrir eventos cardiovasculares”. Así lo comenta el Dr. José María Castellano, director científico de la Fundación de Investigación HM Hospitales y primer autor de la publicación.