Redacción, Madrid.- Investigaciones recientes han puesto en evidencia la necesidad de mejorar los recursos de los médicos rurales, y la importancia de que sean estos profesionales los que asuman el manejo de estos enfermos con cardiopatía isquémica, una de las enfermedades de mayor mortalidad en nuestro país. Así se desprende, concretamente, de un estudio español en el que participan 72 centros rurales de 13 comunidades autónomas, el cual revela que los pacientes que han sufrido alguna enfermedad del corazón (infarto, angina de pecho) corren un mayor riesgo de sufrir un nuevo infarto de miorcardio si viven en un área rural que en una ciudad.

Las conclusiones de esta investigación, titulada "Factores asociados a la Prevención secundaria de la cardiopatía isquémica en la España rural", fueron presentados durante el IV Congreso Invitacional de la WONCA European Association for Quality in General Practice/Family Medicine (EquiP), celebrada, recientemente, en Bruselas, y de la que se ha informado desde la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Los autores del estudio comprobaron que los pacientes estudiados en este trabajo, que en todos los casos habían sufrido previamente algún evento cardiovascular, tenían un peor seguimiento por parte de las unidades de Cardiología si vivían en pueblos con menos de 1.000 habitantes. El trabajo muestra importantes dificultades de acceso a los recursos sanitarios en las áreas rurales, lo que han llevado a la semFYC a impulsar un plan de mejora para la cardiopatía isquémica y una red de investigación.

"Ese plus de desatención en pacientes que viven en pueblos pequeños supone que no reciben un control adecuado de importantes factores de riesgo vascular como la hipertensión arterial o el colesterol elevado al no poder acceder fácilmente a los servicios de cardiología de los hospitales. De ahí la importancia de que los médicos de Atención Primaria asuman esa tarea para la cual están en condiciones de llevar a cabo", aseguró el doctor José Mª Turón, vocal de investigación de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (samfyc) y coordinador del estudio.

La reunión celebrada en Bruselas reconoció el rigor y la calidad de otros trabajos presentados por semFYC, y en reconocimiento a todas esas aportaciones, esta Sociedad Científica ha sido designada para organizar el congreso EQuiP del año 2006, tal como se concluye desde esta Sociedad de médicos de familia.